• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Algunos sindicatos de profesores de la provincia de Buenos Aires realizan este lunes el paro anunciado la semana pasada en reclamo de mejoras salariales, pese a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo para evitar la paralización.

    “Hoy empiezan las 48 horas de Jornada Nacional de lucha, con paros masivos y contundentes donde aún no hubo una solución coyuntural salarial”, dijo este lunes en conferencia de prensa el secretario gremial nacional de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) y secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación, Eduardo López, consigna el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba) en la red social Twitter.

    Originalmente la paralización era de 72 horas, pero eso cambió luego de que el Ministerio de Trabajo dictara el viernes la conciliación obligatoria, instrumento jurídico previsto en Argentina en la Ley 24.635, que promueve una reunión entre las partes de un conflicto laboral y que para ello suspende las posibles medidas de fuerza previstas.

    Más allá que CTERA y Suteba anunciaron que harán paro este lunes y martes, el domingo otros cinco sindicatos de maestros bonaerenses decidieron acatar la conciliación obligatoria, informa este lunes el diario local La Nación.

    En la conferencia de prensa del domingo los sindicatos también convocaron a una movilización para este martes al Ministerio de Educación.

    “Nosotros esperamos que haya una respuesta. Mañana vamos a ser decenas de miles marchando al Palacio Pizzurno (sede del Ministerio), a ver si aparece”, añadió López.

    En un principio, las autoridades ofrecieron un incremento salarial de 10 por ciento para el primer semestre del año y de 3.000 pesos (110 dólares) para quienes no falten a clase este año, aumento que fue rechazado por los sindicatos.

    La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, había ofrecido anteriormente 15 por ciento de aumento para todo el año, más una compensación por presentismo de 6.000 pesos (220 dólares).

    Esas propuestas del Gobierno están muy por debajo de lo que exigen los docentes desde principios del año escolar, es decir un incremento del 25 por ciento.

    En 2017 la inflación en Argentina fue de casi 25 por ciento y se estima que este año supere el 28 por ciento.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...