• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este lunes arribó a Buenos Aires, Argentina, una comisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el propósito de “revisar” el acuerdo financiero que firmó el gobierno de Mauricio Macri en junio pasado con el organismo para recibir un total de 50.000 millones de dólares, en medio de una coyuntura social y económica sumamente difícil.

    Una vez fue concretado este acuerdo por Macri, su gobierno no tardó en tomar medidas contra la ciudadanía entre las que resaltan el reajuste de pensiones contra los jubilados, el cierre de puestos de trabajo, los incrementos en costos de alquileres y viviendas, así como de servicios básicos como agua, luz y gas, entre otros, que se suman a una fuerte desaceleración y devaluación progresiva del peso frente al dólar.

    Estas políticas intervencionistas del FMI en Latinoamérica habían sido rechazadas por los gobiernos progresistas de izquierda que defendieron la integración y la cooperación mutua para evitar las políticas empleadas, justamente por este organismo- que llegaron a ocasionar mayor desigualdad, miseria y exclusión en los países donde el fondo llegó a actuar.

    Lamentablemente, con el resurgimiento de gobiernos neoliberales en la región, no sólo se ha atentado contra la unidad y solidaridad latinoamericana sino que también se le han vuelto a abrir las puertas para que el FMI aplique sus ya conocidas recetas que terminan por empobrecer a los pueblos y enriquecer a los sectores económicos históricamente poderosos.

    Cita un despacho de la agencia Sputnik que los funcionarios del FMI auditarán “la evolución de la economía argentina” a partir de este lunes, cuando realicen una ronda de encuentros con funcionarios del área económica.

    Según el medio local A24, el contingente del FMI integra a siete técnicos que llegaron este domingo a Buenos Aires, a cargo del italiano Ricardo Cardarelli. Este grupo permanecerá en Argentina hasta el 22 de agosto.

    A partir de esta primera visita, los funcionarios del FMI viajarán a Argentina cada tres meses para supervisar en directo el cumplimiento del trato. Para esta ocasión se tiene previsto que Cardarelli se reúna -este lunes- con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, y luego con el presidente del Banco Central, Luis Caputo.

    “Uno de los temas a tratar será la posibilidad de utilizar reservas del Banco Central para poder intervenir en los días en que haya mayores subas en el tipo de cambio”, explica el despacho de Sputnik.

    La devaluación del peso argentino frente al dólar es preocupante

    Hasta con el FMI el peso argentino se sigue devaluando

    En medio de esta “revisión” que ejecuta el FMI en suelo argentino, el peso -moneda oficial- continúa devaluándose frente al dólar estadounidense. Para este lunes el dólar se ubica en 30,5 pesos a la venta, según la última cotización del Banco Nación.

    Al respecto la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner comentó -a través de Twitter- sobre esta alarmante situación que coloca a la Argentina como el “mercado emergente más vulnerable, según una información publicada por Bloomberg.

    “Recién llego al Patria. Me dicen que el dólar está 30,50 y que Bloomberg informó que, después de Turquía, Argentina es el mercado emergente más vulnerable por balance de cuenta corriente, deuda externa e inflación. Uhh!! Van seguir con el circo judicial y los movileros atrás mío”.

    Actualmente el Ministerio de Hacienda únicamente interviene en el mercado de cambios a través de las subastas diarias por 50 millones de dólares, eso a pesar de que el acuerdo con el FMI era de 100 millones diarios.

    El 20 de junio pasado el directorio ejecutivo del FMI aprobó un préstamo por 50.000 millones de dólares para Argentina, con un desembolso inmediato de 15.000 millones.

    “El conjunto del préstamo “stand-by” (de contingencia) debe apoyar el desempeño económico del Gobierno en los próximos tres años, y los futuros desembolsos se realizarán contra el cumplimiento de metas fiscales que fueron establecidas en la carta intención firmada por Argentina y el FMI el 12 de junio”, reseña Sputnik.

    Por su parte, Argentina se comprometió a alcanzar un déficit fiscal primario de 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018 y de 1,3% para 2019.

    Cuando Macri anunció sobre la firma del acuerdo con el FMI, el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, dijo que la medida era “preventiva” necesaria para atravesar este proceso “sin traumas”, pues “la economía argentina no es volátil, es una montaña rusa”.

    ¡Persecución judicial múltiple! La lucha que libra Cristina Fernández en Argentina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...