• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La masacre de estudiantes que se produjo en 1968 en la Plaza Tlatelolco, rn Ciudad de México, fue perpetrada por un Gobierno autoritario alineado estratégicamente con Estados Unidos, dijo el economista Américo Saldívar, quien sobrevivió a la balacera.

    Señaló que la causa de la violenta represión es que estaba a la cabeza del Gobierno el presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), “demencialmente autoritario, oscurantista y anticomunista, cuyo alineamiento ideológico y estratégico hacia Estados Unidos era absoluto”.

    En una entrevista concedida a Sputnik, recordó que la crisis que duró más de dos meses tuvo su peor rostro el 2 de octubre de 1968, cuando un helicóptero lanzó una luz de bengala y las balas de las fuerzas del Estado empezaron a caer sobre los miles de estudiantes congregados en la plaza.

    Díaz Ordaz fue apoyado y animado por el director de la CIA en México“, la agencia central de inteligencia estadounidense, Winston Mackinley Scott, quien llevaba 13 años en el país y se retiraría un año más tarde, recordó Saldívar.

    Scott era el segundo hombre más poderoso y corresponsable de lo ocurrido el 2 de octubre y, a la postre, pasó de titiritero a títere del Gobierno mexicano, haciéndose eco de las versiones divulgadas  sobre la intervención extranjera”, relata Saldívar.

    En 1968, los estudiantes luchaban contra un Gobierno monolítico y hegemónico del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que disfrutaba de un auge económico y que no podía correr el riesgo de que sus problemas internos enturbiaran el inicio de los Juegos Olímpicos en Ciudad de México.

    La violencia fue para afianzar el poder político del Estado sin que importaran mucho los pretextos, para deslegitimar las banderas del movimiento estudiantil que, según la Dirección Federal de Seguridad, expresaba un plan subversivo comunista elaborado en el extranjero”, señaló Saldívar, quien luego de la matanza fue encarcelado por más de 1.000 días.

    A 50 años de Tlatelolco

    Al cumplirse 50 años de la masacre, la comisión gubernamental de Atención a Víctimas calificó los sucesos de Tlatelolco como un “crimen de Estado”  y condenó que a pesar de los años, el Estado sigue cometiendo crímenes de lesa humanidad, como la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

    “Los estudiantes de México aún son blanco de ataques, pero por una extraña mezcla de grupos de choque a sueldo del mejor postor, narcotraficantes, paramilitares o incluso violadores”, indicó la comisión en un comunicado.

    López Obrador no usará la fuerza

    El presidente electo Andrés Manuel López Obrador aseguró este martes que su Gobierno honrará la memoria de los estudiantes asesinados en la masacre de la Plaza Tlatelolco.

    Durante un acto en honor a los caídos, López Obrador hizo un juramento de que en su administración no se usará la fuerza. “Es el juramento que nosotros hacemos, no hacer uso de la fuerza, no reprimir al pueblo (…) Nunca jamás daré la orden a las fuerzas armadas, ni a ninguna autoridad policiaca, para reprimir al pueblo. No habrá autoritarismo”.

    Tlatelolco 1968–Iguala 2014: las lecciones no aprendidas

    Legisladores mexicanos presentaron iniciativa para investigar el caso Ayotzinapa

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...