• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Santiago de Chile, 29 sep (PL) Varios senadores chilenos de distintos partidos políticos lanzaron hoy una campaña ciudadana para nacionalizar el agua y anunciaron una reforma constitucional para “recuperarla para Chile”.

    Los senadores Guido Girardi, Mariano Ruiz-Esquide, Nelson Ávila, Alejandro Navarro y José Antonio Gómez firmaron la mencionada reforma constitucional en un acto en el ex Congreso Nacional, junto a los representantes de agrupaciones sociales, culturales y religiosas.

    Los parlamentarios aseguraron que el proyecto cuenta además con la adhesión del senador Carlos Ominami y que estará acompañado de un “fuerte movimiento ciudadano para sensibilizar a la población sobre la trascendencia de recuperar los derechos de agua para el Estado chileno, ya que somos uno de los pocos países donde este recurso está privatizado”.

    Girardi aseveró que “el agua es un recurso estratégico y escaso, al igual que el petróleo y no puede ser que una sola empresa, como ENDESA, sea propietaria del 90 por ciento de los derechos de la segunda reserva de agua del planeta, que se encuentra en la Patagonia”.

    “No existe otro país del mundo –precisó- que tenga un modelo tan liberal en el mercado del agua. En todos los países de Europa y en América Latina los derechos le pertenecen al Estado y la sociedad; mientras que en nuestro país incluso se derogó en los años 80 la posibilidad de establecer la prioridad del uso del agua”.

    Por su parte, Ruiz-Esquide recordó que de 1964 a 1973 se analizó el tema, pero luego se interrumpió el debate y, por eso, planteó, hoy me sumo a la idea de hacer un esfuerzo grande para nacionalizar nuestras aguas, porque ya la discusión no es tan ideologizada.

    Asimismo, Ávila precisó que “la situación del agua en Chile deja en evidencia la indefensión de la sociedad y, al mismo tiempo, la impotencia del Estado, porque la legislación que nos rige es indignante y no sabemos cómo soportamos aún esta injusticia”.

    Los intereses en esta área –dijo- son insaciables porque las empresas no se conforman con la entrega de derechos gratuitos sino que además se inscriben como pertenencias mineras los embalses y otros lugares para devaluar los terrenos. Esta es una ofensa intolerable y es preciso reaccionar.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...