• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre del Museo de Ciencias Naturales y Arqueología de San Antonio, trasladó y liberó una pareja de loros Cachañas (Enicognathus ferrugineus) en la Reserva privada Alto Huemules, al interior de San Fernando en la región del Libertador Bernardo O´Higgins. Ambos ejemplares fueron rehabilitados solo por espacio de tres meses, pues se trataba de ejemplares que no tenían las plumas de las alas cortadas y volaban en forma adecuada.

    Loro liberado

    Fueron entregados voluntariamente por una mujer en Llolleo, San Antonio, al Centro a mediados de febrero del 2015, ya que fue convencida por su sobrino de que las aves estaban prohibidas de mantenerse en cautiverio y que se les hacia efectivamente un mal al mantenerlas prisioneras en cautiverio.

    Los loros fueron trasladados hasta este lugar natural de la zona central, donde vive la población más septentrional de esta especie de loro nativo, uno de las cuatro que habitan el territorio nacional, las otras son: La Catita cordillerana, el Tricahue y el Choroy. Esta última junto con la Cachaña, son aún las especies capturadas por inescrupulosos cazadores furtivos y por ende las especies más traficadas en Chile para ser vendidas como mascotas ilegales.

    Estas especies de aves son traficadas y vendidas porque a diferencia de otras especies mueven ambos picos y tienen una larga lengua que les permite imitar las voces de otras especies, incluyendo al hombre y porque la gente cree erróneamente que “hablan”.

    Se les captura desde juveniles y para que lleguen a adultos, cuando son comercializados, muchos mueren en el camino siendo unos verdaderos sobrevivientes los que logran vivir y ser mantenidos en cautiverio, donde jamás volverán a comer lo que consumen en forma natural, no logran reproducirse y hacer lo que debieran como especie silvestre que son.

    Se recomienda que si Usted ve a alguien que mantiene loros chilenos en cautiverio, los denuncie al SAG, a la Bidema de la PDI, a Carabineros y/o a los Centros de Rescate de Fauna Silvestre como el de San Antonio.

    Por último es importante mencionar que a principios de febrero de este año, el centro había liberado tres loros cachañas en este mismo lugar en conjunto con el SAG Rancagua y San Fernando.

    Liberación de un Pelícano en el Puerto de San Antonio

    pelícano-liberado

    Además el lunes pasado, el Centro liberó un Pelicano juvenil en conjunto con Puerto central, al interior del Puerto de San Antonio, empresa que originalmente lo había encontrado y rescatado. Ahora el ejemplar tiene una segunda oportunidad después de haber quedado herido después de una colisión contra containers al interior del puerto en una día de intensa neblina.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...