• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hasta el Congreso Nacional en Valparaíso llegaron este miércoles representantes de la organización Rescate Pingüino, para junto con parlamentarios de oposición denunciar los daños medioambientales que -según acusaron- produjo la llamada Cofradía Náutica del Pacífico en el Islote Pájaros Niños, un Santuario de la Naturaleza ubicado en la comuna de Algarrobo en la Región de Valparaíso.

    Los diputados Camila Rojas, Víctor Torres y Marcelo Díaz junto a los activistas de Rescate Pingüino

    Según denunció la agrupación, la concesión del Islote Pájaros Niños, asignada en 1977 a la Cofradía Náutica -una corporación náutico deportiva privada- y renovada bajo el gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle en 1997, ha producido severos daños a su entorno.

    Por una parte, explicaron, estos se han producido al cortar la dinámica de las aguas a través de la instalación de una conexión artificial a la tierra. Por otra, se ha afectado el lugar a través de una dramática disminución de los característicos Pingüinos de Humboldt, desaparecidos principalmente por acción humana.

    Los activistas presentaron los antecedentes a los diputados Camila Rojas (IA), Víctor Torres (DC), Jorge Brito (RD) y Marcelo Díaz (PS), en el contexto de una nueva concesión que debería otorgar el Ministerio de Defensa del Islote Pájaros Niños, debido a que en junio de 2017 venció la actual.

    Camila Rojas señaló al respecto que están “solicitando que la concesión no se renueve”, argumentando que “en estos 40 años el 90% de la población de pingüinos que habitaban la isla han muerto, se han visto perjudicados precisamente por esta concesión que tiene la Cofradía Náutica, la que además no está generando ningún beneficio para la comunidad de Algarrobo”.

    Foto: monumentos.cl

    En ese sentido, los representantes afirmaron que en 2013 un ex trabajador de la propia Cofradía Náutica denunció públicamente que “sistemáticamente, por orden de la jefatura, se le ordenaba entrar al interior del Santuario a romper huevos, indistintamente; todos los huevos se eliminaban con palos”. Un hecho que -añadieron- fue confirmado tras una investigación de la PDI. “Eran 3 mil y ahora quedan 200”, advirtieron respecto de los Pingüinos de Humboldt.

    Junto con ello destacaron que la concesión de la que goza la Cofradía Náutica le ha significado un costo cero a la agrupación y que la destrucción de los huevos de los pingüinos se habría realizado simplemente por un tema estético y para evitar malos olores.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...