• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Como una de las últimas alertas antes de que lleguemos a un punto sin retorno calificó Greenpeace el desolador informe que ha dado a conocer el Banco Mundial, el cual advierte que, si es que no se toman medidas urgentes, los desechos mundiales aumentarán un 70% para el año 2050.

    El reporte del organismo internacional -llamado What a Waste 2.0 (Los Desechos 2.0)- plantea que la combinación de rápido proceso de urbanización que vive el planeta, sumado al aumento de la población mundial, hará que los desechos se incrementen a unos 3.400 millones de toneladas en un período de 30 años. La cifra se compara con los 2.010 millones de toneladas registradas el 2016.

    “Es claro que enfrentamos una situación límite. Estamos llegando a un punto sin retorno en la cantidad de basura que generamos y la capacidad real que tenemos de manejarla y tratarla. Queda en evidencia que los parámetros de consumo que hemos conocido hasta ahora deben ser modificados. Y por eso la relevancia no solo de priorizar planes eficientes de gestión de basura, sino la necesidad de potenciar una economía de carácter circular, donde los bienes de consumo sean fabricados y pensados como elementos reutilizables y reciclables”, señala Silvia Gómez, vocera de Greenpeace Andino.

    De acuerdo con el Banco Mundial, y pese a que solo representan el 16% de la población mundial, los países de más altos ingresos generan el 34% de la basura planetaria. Las cifras, en todo caso, complican alrededor del mundo ya que, por ejemplo, se espera que para el 2050 solo la zona del África subsahariana triplique su generación de desechos. “El mundo se ahoga en su propia basura”, sentencian en Greenpeace.

    El reporte pone especial atención en el impacto que los plásticos están provocando en todos los rincones del planeta, los que están contaminando diferentes ecosistemas, especialmente ligados a océanos y cursos fluviales, y cuyas consecuencias e impactos se verán durante cientos y hasta miles de años. El Banco Mundial señala que el 2016 los plásticos ya representaban el 12% de todos los desechos que genera la humanidad.

    Frente a este escenario, el reporte indica la enorme asimetría que existe en el tratamiento de la basura. Así, mientras en los países desarrollados un tercio de los desechos son recuperados gracias al reciclaje, esa cifra se desploma a un escaso 4% en los países de menores ingresos.

    En este contexto, la deficiente manera en que hoy se maneja la basura del mundo la ha convertido en responsable del 5% de las emisiones de dióxido de carbono, las cuales están contribuyendo de manera significativa a la aceleración del cambio climático.

    Fuente: Comunicaciones Greenpeace

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...