• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Foto: Agencia Uno

    De blanco, con falda y zapatos azules: así se enfrentó este miércoles Michelle Bachelet a la 72º Asamblea General de Naciones Unidas. Habló desde el estrado que había sido dominado por Donald Trump un día antes; pero la Presidenta de Chile, a diferencia de su par estadounidense, se mostró conciliadora y enfocó su discurso en el futuro del planeta.

    Una de las tantas promesas que tuvo eco en territorio nacional fue el envío de un proyecto de ley que pretenderá, en doce meses, prohibir el uso de bolsas plásticas en cualquier comuna ubicada en la costa. “Esta ley permitirá a la ciudadanía aportar en la protección de los océanos. Seremos así, el primer país de América en implementar este tipo de ley, y llamamos a que otros países asuman esta responsabilidad”, dijo la máxima autoridad.

    Aunque se presentara como algo nuevo, rodeada de aplausos, esta iniciativa no es la primera que intenta hacerle frente a este plástico problema. El 27 de enero de 2015, el diputado Marcelo Chávez (DC) presentó una idea de regulación que se hacía cargo –de manera diferente pero en la misma dirección– de este drama medioambiental. La celeridad para ese entonces no fue tema: el texto nunca pasó la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización del Senado, lugar en el que permanece hasta hoy.

    La agenda verde

    Las palabras de la Presidenta en la ONU no vienen de la nada: coinciden con el rechazo por parte del Consejo de Ministros al proyecto minero Dominga, un hecho que dejó a la vista la agenda verde que levantará durante este último año el Ejecutivo. Una que tiene a la cabeza al jefe de la cartera de Medio Ambiente, Marcelo Mena, quien por lo demás fue el principal opositor al desarrollo de Andes Iron en la región de Coquimbo, empresa controlada por la familia Délano Méndez, que a su vez está encabezada por el acusado por la Fiscalía de presuntos delitos tributarios, Carlos Alberto Délano.

    El anuncio, entonces, fue celebrado a nivel transversal, aunque hubo personas que pusieron reparos, como el diputado Gabriel Silber (DC), quien opina en conversación con El Ciudadano que el aviso es “algo extemporáneo”.

    “Ya tenemos diversas iniciativas en el Congreso, tramitadas hace años por parte de nuestros parlamentarios, y nos hubiese gustado que la Presidenta durante su mandato las hubiese apoyado con más fuerza y convicción (…) Nos gustaría que patrocinara iniciativas legislativas de los parlamentarios de la DC, como la de los diputados (Marcelo) Chávez y (Juan) Morano, que presentaron respecto al tema de las bolsas plásticas. Ya tiene una etapa avanzada y entiendo que en esto no hay tiempo que perder”, dice.

    El proyecto del congresista Marcelo Chávez fue presentado el 27 de enero de 2015 (ver texto final aquí) y, en realidad, constaba de una modificación a la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades. Así, pretendía incluir un inciso en el artículo 25º para complementar las atribuciones de estas entidades.

    Gabriel Silber, diputado DC. Foto: Radio Universidad de Chile

    “Podrán desarrollar un plan gradual tendiente a eliminar, restringir, limitar o establecer parámetros mínimos de calidad relativos a la entrega, a cualquier título, de bolsas plásticas, sean estas biodegradables o no degradables, que tengan por objeto el transporte de mercaderías desde los establecimientos de comercio tales como supermercados, farmacias, multitiendas, kioscos y otros análogos”, rezó el texto aprobado por la Cámara de Diputados, que el 12 de mayo de ese mismo año pasó a la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización del Senado, instancia de la que no ha salido y en la que ya acumula más de dos años de descanso.

    Uno de los tantos estudios que se citaba en el texto de Chávez era uno de Dictuc, empresa filial de la Universidad Católica, especializada en servicios de ingeniería, en el que se informaba que, en total, los chilenos usábamos más de 3.400 millones de bolsas plásticas al año, es decir, unas 200 unidades por persona (ver reporte, fechado en 2012, aquí).

    Colillas: la principal contaminación de playas

    Otro tema que está pendiente, según el diputado Gabriel Silber, se relaciona al proyecto de ley que él mismo presentó el 19 de enero de 2016, que busca prohibir el consumo de tabaco en las playas y piscinas de acceso público, sumado a los parques nacionales.

    “Habían compromisos de la ministra de Salud, Carmen Castillo, de patrocinar esta medida. Incluso hicimos una conferencia de prensa juntos. El día de hoy nada de eso se plasmó en modificaciones a la ley del tabaco. Esta medida también requiere en este caso con urgencia el patrocinio del gobierno, porque hay que vencer también el lobby de las tabacaleras”, finaliza Silber.

    Te invitamos a revisar a continuación el artículo publicado por El Ciudadano sobre el Tercer Muestreo Nacional de la Basura en las Playas, realizado por la Universidad Católica del Norte, en el que se informa que en 2016 un 40,6% del total de la basura en las playas corresponde a restos de cigarros.

    Cantidad de basura en playas aumentó en últimos 8 años: Colillas de cigarros es lo más abundante

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...