• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de defensa e investigación ambiental ha encontrado rastros de un controvertido herbicida, que podría aumentar el riesgo de cáncer en quienes consumen Cheerios, Quaker Oats y otros alimentos a base de cereales para el desayuno.

    El informe llega en medio de un debate sobre la seguridad del glifosato. En su informe, el Environmental Working Group dijo que probó 45 muestras de alimentos para el desayuno hechos de avena cultivada en campos rociados con herbicidas. Luego, usando un estándar estricto desarrollado por el grupo, encontró niveles elevados de glifosato en 31 de ellos.

    “Hay niveles por encima de lo que podríamos considerar seguros en alimentos muy populares para el desayuno”, dijo Alexis Temkin, toxicólogo del grupo que ayudó con el análisis.

    Frente a este señalamiento, Scott Partridge, vicepresidente de Monsanto, dijo en una entrevista que cientos de estudios habían validado la seguridad del glifosato y que no causa cáncer.

    OMS reconoce el glifosato como un cancerígeno

    Sin embrago, una decisión de 2015 de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, de la Organización Mundial de la Salud, declaró que el glifosato es un probable cancerígeno.

    La semana pasada, un jurado de California descubrió que Monsanto había omitido advertir a un encargado de la limpieza escolar sobre los riesgos de cáncer que plantea su herbicida Roundup, cuyo glifosato es un ingrediente activo. Los abogados del hombre dijeron que desarrolló un linfoma Hodgkin luego de usar el herbicida como parte de su trabajo de control de plagas para una escuela del condado de California.

    Monsanto recibió la orden de pagar 289 millones de dólares en daños y perjuicios. La compañía dice que enfrenta más de 5.200 demandas similares.

    Algunas investigaciones apuntan a otros potenciales efectos  del glifosato en la salud. En un estudio publicado en 2017 en Scientific Reports, una revista de los editores de Nature, las ratas que consumían dosis muy bajas de glifosato cada día mostraron signos tempranos de enfermedad del hígado graso en tres meses, que empeoraron con el tiempo.

    Para algunas agencias el glifosato es “seguro”

    Pero muchos reguladores e investigadores dicen que el glifosato es seguro. La clasificación de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha sido cuestionada por los reguladores estadounidenses y europeos. Un reciente estudio importante, publicado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud, “no observó asociaciones entre el uso de glifosato y el riesgo general de cáncer”.

    En diciembre de 2017, la Agencia de Protección Ambiental federal emitió un borrador de evaluación de riesgos para la salud humana donde expresaba que el glifosato probablemente no era cancerígeno para los humanos.

    La EPA actualmente está revisando los comentarios públicos sobre esa evaluación como parte de una revisión estándar, y decidirá si la agencia necesita o no “medidas de mitigación” para 2019, dijo un vocero el miércoles.

    La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, que regula los alimentos nacionales e importados para asegurarse de que no exceda los niveles establecidos por la EPA, dijo que según las muestras de 2016, no había encontrado ninguna violación de las normas de la EPA con glifosato. Las muestras más recientes aún están bajo revisión, dijo una portavoz de la agencia.

    Tanto Quaker Oats como General Mills, que fabrica Cheerios, dijeron que sus productos eran seguros y cumplían con los estándares federales. “Si bien nuestros productos cumplen con todos los requisitos normativos y de seguridad, estamos felices de ser parte de la discusión y estamos interesados ​​en colaborar con los pares de la industria, los reguladores y otras partes interesadas en el glifosato”, dijo el miércoles un portavoz de Quaker.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...