• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    antofagasta-terminal

    A pesar de detectarse 4 incumplimientos graves y uno leve en las resoluciones de calificación ambiental otorgadas; A pesar del arduo problema de contaminación provocado por el acopio de concentrados mineros que asedia la ciudad de Antofagasta y que hasta el momento se ha manifestado en la presencia de plomo y arsénico por encima de la norma en los organismos de los párvulos analizados, así como en la sobre presencia de los referidos metales, unidos al zinc, el cadmio y el cobre en la mayor parte de zonas de la ciudad analizadas por el Instituto de Salud Pública (ISP); A pesar de las voces ciudadanas y del mundo de la política y la salud que se han manifestado a favor de retirar los galpones de acopio del grupo Luksic de la ciudad; A pesar de estar violando el derecho de los antofagastinos a vivir en un medio libre de contaminación,  la Superintendencia de Medio Ambiente resolvió no aplicar NINGÚN cargo contra Antofagasta Terminal Internacional (ATI), del grupo Luksic, el niño protegido del gobierno de Bachelet.

    Entre otras irregularidades, en las fiscalizaciones realizadas por la SMA, en conjunto con la Capitanía de Puerto; la Gobernación Marítima y la Seremi de Salud regional,se detectaron aberturas en una de las correas transportadoras, falta de hermeticidad en el Terminal de Embarque de Graneles Mineros (TEGM), que los camiones eran lavados en lugar de aspirados y que las tareas de desencarpado se realizaban fuera del galpón.

    La gravedad de dichos incumplimientos reside en los graves daños que engendra la presencia en el ambiente de los agentes tóxicos derivados del transporte de concentrado de cobre,  entre ellos arsénico, plomo, cobre, manganeso, molibdeno, sulfatos, y  otras menores concentraciones de cadmio, níquel, cromo,  que en el caso de Antofagasta vienen a sumarse a  los concentrados de cobre, plomo y zinc de Codelco y a  los provenientes de Bolivia, depositados en los mismos galpones.

    Además del peligro que origina la aislada  presencia de este tipo de agentes tóxicos, cuya presencia en Antofagasta es muy superior a lo permitido por la norma internacional, este se ve acrecentado por su interacción con otros contaminantes presentes en la zona, entre ellos “dioxinas, furanos y policlorobifenilos (PCB) por el uso del combustible petcoke en Refimet y/o centrales termoeléctricas locales (demostrado por la alta concentración de níquel y vanadio en el suelo cercano a estas empresas – resultado de nuestros estudios), e hidrocarburos policíclicos aromáticos, por el uso de combustibles fósiles de mala calidad (diesel, por ejemplo).”

    No obstante, a la SMA le pareció bien el programa de cumplimiento presentado por ATI, y solo presentó algunas observaciones que básicamente responden a medidas de seguimiento, obviando las sanciones que corresponde aplicar y que arriesgarían incluso la revocación de los permisos otorgados.

    Ante la impune situación, el concejal Jaime Araya, calificó los hechos como una muestra de la “indefensión de la comunidad ante las grandes empresas” y anunció la presentación de un reclamo ante el Tribunal Ambiental.

    Por su parte, el diputado Pedro Araya señaló que “Resulta incomprensible la medida tomada por el organismo fiscalizador pues, luego de formularle cargos por graves incumplimientos en materia medioambiental, termina actuando como una súper defensora de las empresas contaminantes. Aquí se está al límite del abandono de deberes por parte de la autoridad. En esto vamos a ser muy claros, el superintendente debe dar un paso al costado”.

    #EstePolvoTeMata: “Nuevamente se burlan, se ríen y nos pisotean”

    B8tXMbNIAAIcn_L

    Ante los hechos, el movimiento #EstePolvoTeMata, emitió un comunicado expresando “profunda decepción y la más completa e inmensa indignación” ante la resolución que aprueba “un programa de cumplimiento que permite continuar definitivamente con el transporte de materiales tóxicos en camiones encarpados y con los embarques de minerales a granel a través del puerto de Antofagasta (…) aún teniendo más de 100 niños contaminados con metales pesados que estudian en las inmediaciones del Puerto”.

    “Somos víctimas de una débil legislación y una paupérrima fiscalización por parte de la autoridad ambiental (…) Lamentablemente, debido a que nuestra institucionalidad no garantiza nuestra protección, solicitaremos directamente a las autoridades y empresas de Bolivia que dejen de embarcar minerales a granel a través del Puerto de Antofagasta”, sentencian, añadiendo que no cesarán en la lucha para prohibir el manejo de sustancias de minerales a granel en el Puerto de la ciudad, para lo que llaman a “todas las organizaciones y habitantes a levantarse y hacer frente a este monstruo que ha violentado constantemente los derechos de nuestra población”.

    B9bYCCPIUAA6dhx

    Comunicado completo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...