• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Proyectos energéticos que pretenden construir dos centrales hidroeléctricas afectarían tanto el patrimonio natural como cultural de las comunas de Futrono y Lago Ranco./ “La instalación de estos proyectos traería consigo un impacto negativo para la cultura del pueblo mapuche en todos sus ámbitos, ya que se destruirían espacios sagrados y sitios de significación cultural, sin respetar la cosmovisión de las comunidades”, señaló una dirigenta.


    Su preocupación y oposición manifestó la comunidad indígena Bernardo Vera Pichiguen que habita la cuenca del Lago Ranco, ante los proyectos energéticos que pretenden construir dos centrales hidroeléctricas que afectarían el patrimonio natural y cultural de las comunas de Futrono y Lago Ranco.

    Así lo dieron a conocer sus representantes tras participar en el seminario informativo denominado “Derechos Indígenas” desarrollado esta semana y que trató, entre otros temas, el convenio 169 de la OIT y las demandas de los pueblos indígenas de Chile en el marco de este convenio.

    Marta Jaramillo, dell sector de Hueinahue, distante 145 kilómetros de la comuna de Futrono, recordó que la lejanía de los centros urbanos y las dificultades de acceso han hecho que su hogar conserve aún esa magia y belleza que guarda la naturaleza en estado puro.

    Para Juan Jaramillo, este tipo de proyectos no son compatibles con la forma de vida del pueblo mapuche, por lo que han decidido oponerse a la instalación de las hidroeléctricas.

    “Estamos arrinconados con este tema de las hidroeléctricas, pero mi comunidad no está de acuerdo con esto porque nos perjudica en nuestra forma de vivir y por eso nos oponemos y no vamos a cambiar de opinión”, explicó.

    Los dirigentes de las organizaciones expresaron que las centrales hidroeléctricas ponen en peligro el patrimonio natural y cultural no sólo en Futrono y Lago Ranco, si no que también a mapuches de Panguipulli, ya que en esta comuna existen tres proyectos hidroeléctricos que se ubicarían en los sectores de Pellaifa, Coñaripe y Liquiñe.

    “La instalación de estos proyectos traería consigo un impacto negativo para la cultura del pueblo mapuche en todos sus ámbitos, ya que se destruirían espacios sagrados y sitios de significación cultural, sin respetar la cosmovisión de las comunidades”, dijo.

    Fuente: Valdivia Noticias

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...