Hallan una forma natural para degradar el plástico

Plodia interpunctella Oruga

Los descubrimientos y avances de la ciencia pueden transformarse -en algunas ocasiones- en grandes noticias, como ha sucedido con el hallazgo del equipo de Jun Yang para la Universidad de Beihang en Pekín. La investigación llevada a cabo encontró una especie de oruga que ingiere trozos de envases de alimentos y degrada las partículas de polietileno gracias a unas baceterias que tiene en su intestino.

La especie estudiada es una larva de la polilla Plodia Interpunctella, también conocida como ‘Polilla india de la harina’. Tiene aspecto de oruga blanquecina ligeramente rosada o verdosa con la cabeza marrón. Normalmente se encuentra en graneros o en el interior de los hogares cerca de los alimentos almacenados ya que se alimentan de gran variedad de productos alimenticios como fruta, leche en polvo, chocolate, nueves,… e incluso ingieren los envases plásticos que contienen estos alimentos.

Cuando las partículas de politileno llegan al intestino de la oruga, las bacterias intestinales se encargan de degradarlas y hacerlas desaparecer. Este hallazgo supone un avance muy positivo en la batalla que la comunidad científica lleva luchando desde hace muchos años tratando de averiguar cómo hacer desaparecer la basura plástica. En algunos estudios recientes se ha conseguido que ciertas bacterias presentes en el plástico lo degraden, pero ello requería exponerlo primero a la luz o al calor. El equipo de Yang, en cambio, encontró una manera natural para degradar el polietileno en un solo paso. Esta investigación abre camino hacia una nueva forma de biodegradar el plástico, residuo tremendamente molesto para el medio ambiente.

Bolsa plástica
La industria global de plásticos produce cada año unos 140 millones de toneladas de polietileno, destinado buena parte de él a la fabricación de bolsas plásticas, botellas y cajas que nosotros usamos regularmente y que luego desechamos generando grandes cantidades de basura plástica.

Como media, al año, cada chileno usa 200 bolsas de plástico, lo que da lugar al gasto de tres mil millones de bolsas plásticas entre toda la población en un sólo año. Cada una de estas bolsas tardaría alrededor de dos siglos en desaparecer de la Tierra, por lo que el descubrimiento de esta baceteria capaz de biodegradar el plástico es un gran avance científico que podría ayudar -y mucho- en lucha por la desaparición de los residuos plásticos del planeta.

Pero mientras continúa esta investigación, bien podemos nosotros mismo llevar a cabo pequeñas acciones para reducir parte de esas toneladas de basura plástica que producimos. En algunos establecimientos de compra acostumbran a dar una cantidad exagerada de bolsas plásticas por cada compra realizada. Usar bolsas de tela o reutilizar las bolsas de polietileno que guardamos en casa ayuda, grano a grano, a la conservación y mantenimiento del medio ambiente.

4,170,547FansMe gusta
115,360SeguidoresSeguir
290,250SeguidoresSeguir
16,265SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Con un millón de bloques de lego artista chino recuerda a...

Los bloques emulan las pancartas que cargan los padres para exigir justicia por la desaparición de sus hijos       Ai Weiwei, artista disidente chino, dio a...