• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las investigaciones que por años ha desarrollado el científico Gert Kema sobre el “mal de Panamá”, que amenaza las plantaciones de bananos, lo llevaron a alcanzar dos hazañas.

    Por primera vez, gracias a su labor, en Holanda se dio una cosecha de bananos y, además, no se usó tierra para cultivarlas. “Es la primera cosecha de banano en Holanda. Jamás se había producido en este país en esa escala”, resaltó el investigador.

    A BBC Mundo le explicó que el “mal de Panamá” es un hongo que se transmite en el suelo y constituye “una amenaza mundial para la producción de banano”.

    Por esta razón, el también profesor en la Universidad de Wageningen, en Holanda, se aventuró a sacar la fruta del suelo para que creciera sin inconvenientes.

    Kema es profesor de una universidad de Holanda. Foto: Web.

    Para llevar a buen término la cosecha, le aplicó nutrientes a las plantas a través de irrigación por cuenta gotas. En total, fueron 60 de ellas que se desarrollaron en invernaderos.

    La tierra fue sustituida con fibra de coco (que se obtiene de la cáscara del coco) y lana mineral o de roca (fibras obtenidas de roca basáltica), reseñó BBC Mundo.

    Además, aclaró que no se trata de bananos hidropónicos, porque las raíces no están en una solución en base a agua.

    Las plantas se desarrollaron en invernaderos. Foto: Web.

    “Cultivar bananos en un medio artificial permite controlar cada aspecto del proceso y evita pérdida de nutrientes. Es un ejemplo de agricultura de precisión, que permite crear una separación mayor entre las plantas para que reciban más luz y maduren más rápido”, resaltó el científico.

    Al llamado “mal de Panamá” también se lo conoce como fusariosis del banano (por el hongo Fusarium oxysporum que la produce), se detectó en el país del que toma el nombre y se ha propagado por los países de América y África. Incluso, aniquiló el banano más exportado en los años 50, la variedad Gros Michel.

    Ecologistas introducen 1.436 iguanas en Islas Galápagos para preservar la especie

    Conmebol veta las banderas gigantes y bombas de humo de la Libertadores

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...