• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los pueblos indígenas, durante la reunión alternativa sobre el clima en San Francisco, Estados Unidos, ratificaron ser probados maestros en la gestión sostenible de los bosques que protegen del calentamiento global.

    Los nuevos “principios rectores” para la colaboración, respaldados por tres docenas de provincias y estados de nueve países, en su mayoría tropicales, refuerzan los derechos de los indígenas sobre la tierra, el autogobierno y los presupuestos destinados a salvaguardar los bosques.

    “La asociación entre los gobiernos y los líderes indígenas marca un cambio de paradigma para la participación tribal e indígena“, aseguró Mary Nichols, presidenta de la Junta de Recursos del Aire de California, en la Cumbre Mundial de Acción Climática.

    Las comunidades nativas en los bosques de América Latina, África y Asia han visto hasta ahora cómo se degradaban y destruían sus tierras ancestrales por las industrias extractivas (petróleo, oro) y la grandes explotaciones agrícolas (soja, aceite de palma, ganado), frecuentemente con el beneplácito de gobiernos locales o nacionales.

    Incluso, los esfuerzos liderados por la ONU para involucrar a los pueblos indígenas en la prevención de la deforestación se desarrollaron “en un contexto de abusos de derechos, desplazamiento y despojo, amenazas y hostigamiento sobre territorios y la represión y asesinato de activistas ambientales por parte de fuerzas estatales y privadas”, afirmó el año pasado el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR), entidad sin ánimo de lucro.

    Al menos 207 activistas ambientales, la mitad pertenecientes a tribus indígenas oriundas de bosques tropicales, fueron asesinados en 2017, según Global Witness.

    “Hoy reconocemos el papel esencial de las comunidades locales y los pueblos indígenas en la conservación de los territorios boscosos y el desarrollo de estrategias efectivas contra el cambio climático”, aseguró Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, México.

    Los bosques tropicales proporcionan los medios de vida y permiten la subsistencia de las identidades culturales de decenas de millones de indígenas.

    Las investigaciones han demostrado que la gestión de las comunidades locales ralentiza significativamente el ritmo de la deforestación, pero solo el 3% del financiamiento público para la mitigación se destina a cuestiones de tierras y bosques.

    En un anuncio paralelo, nueve fundaciones prometieron casi 500 millones de dólares en los próximos cinco años para impulsar la gestión indígena de los bosques ricos en carbono.

    “La solución del cambio climático requiere que los bosques y la tierra en general se gestionen bien”, afirmó Darren Walker, presidente de la Fundación Ford, a la AFP. “Los pueblos indígenas son la clave para desbloquear esa solución”.

    La protección de los pueblos indígenas es clave para salvar al mundo de la crisis medioambiental

    América Latina discute sobre cambio climático en Montevideo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...