• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La industria bananera en Ecuador, misma que genera grandes dividendos a los empresarios de ese país -incluso al Estado- son víctimas de los llamados “daños colaterales” que genera contra la salud de las personas el uso de agroquímicos y pesticidas.

    Un trabajo de RT detalla en profundidad -a través de varias entrevistas- las secuelas que sufren las personas vinculadas a la industria del plátano en Ecuador, una de las frutas más consumidas en el planeta y que tiene en el país suramericano a uno de sus mayores productores.

    De acuerdo al trabajo, la ambición de los empresarios bananeros ecuatorianos y las estrategias para elevar los niveles de producción, han llevado a que no se tome en cuenta los graves daños a la salud que causa el uso de agrotóxicos entre los campesinos que se dedican a la siembra, cuidado y cosecha del fruto.

    Explica RT que después del petróleo, la industria de exportación más grande del país suramericano es la del plátano debido a que involucra a 250.000 personas de manera directa y más de un millón indirectamente, detalló Vicente Wong, presidente de la compañía bananera Favorita.

    Bananera

    La industria bananera ecuatoriana realiza fumigación sobre los campos sin importar que estén los campesinos en su jornada laboral

    Enfermedades relacionadas con la fumigación bananera atacan a trabajadores del campo

    Efrén Vélez, extrabajador de la industria del banano y víctima de los químicos utilizados para su producción, explica que sufre de cirrosis a pesar de no tomar bebidas alcohólicas.

    “El 28 de febrero de 2013, estando trabajando, salí arrojando sangre. Perdí la razón (…) y ya me desperté cuando estaba en el hospital”, recuerda Vélez quien detalla que “los médicos determinaron que tenía cirrosis”, declaró a RT.

    Tras trabajar por más de 30 años en la industria, Vélez es uno de los muchos afectados por los pesticidas, pero su caso fue puesto de lado.

    “Me dijeron que, posiblemente, podían ser los químicos”, pero “no se atrevieron a darme un resultado profesionalmente firmado” porque “les podía costar el puesto”, agrega el trabajador campesino.

    Por su parte, Jorge García Vera, actual trabajador de la industria bananera en la localidad de Quevedo, explicó a RT que durante sus horas de trabajo fue fumigado por las avionetas que riegan los pesticidas.

    La exportación de plátano representa la segunda más grande de Ecuador después del petróleo

    “A nosotros, los trabajadores, nos tienen también como bananos porque nos fumigan igual que al banano (…) estamos trabajando y pasa la avioneta y, para ellos, simplemente, nosotros no valemos nada”, denunció García.

    Al respecto, Adolfo Maldonado, médico tropicalista y responsable de investigación, salud y ambiente de la organización Acción Ecológica, precisa que los químicos utilizados no solo causan problemas a corto plazo en la piel, ojos y pulmones, sino que también provocan “un daño genético muy importante”, como el incremento de los casos de cáncer jóvenes y adultos, malformaciones congénitas y hasta abortos.

    Además, resalta Maldonado, los sobrevuelos para lanzar pesticidas causan una porción significativa de las muertes y hasta intoxican a los pilotos “en pleno vuelo”, así que “perdían los niveles de consciencia y acababan estrellándose”, debido a que “se les confundía la visibilidad y chocaban contra cables”.

    Bananera

    La salud de los trabajadores de la industria no es tomada en cuenta por las corporaciones bananeras

    Grandes corporaciones generan más pobreza, injusticia y desigualdad

    Maldonado también indicó a RT que las grandes corporaciones pretenden hacer creer que los agrotóxicos son menos dañinos que la sal o el champú para bebés.

    “Han llegado a decir que el glifosato es menos dañino que la sal, que el champú para bebés o que la vitamina A”, explica el profesional de la salud, quien agrega que lo peor es que estas afirmaciones son realizadas por algunos de sus colegas “transformados por la industria en mercenarios”.

    Otro aspecto que es preocupante en la industria bananera es la de las condiciones laborales de los trabajadores, quienes denuncian que su paga no alcanza —especialmente, en el caso de las mujeres— y, en muchos casos, no pueden gozar de una jubilación.

    “Además, cuando regresan a sus casas encuentran que el agua que consumen no es potable a causa de la contaminación”, detalla RT.

    Al respecto la periodista Marta Centeno, indica que los trabajadores bananeros no hacen las denuncias y “prefieren dejarlo así” porque no confían en la justicia ecuatoriana, algo que considera errado pues es necesario que las voces de protesta se hagan sentir para decir “eso está mal”.

    La industria bananera considera que para disminuir los pesticidas se debe profundizar el trabajo de la biotecnología

    Por su parte, Vicente Wong dice estar “completamente de acuerdo” en cuanto a la necesidad de retirar los químicos dañinos, pero subraya que debe haber “un equilibrio” para sostener la productividad.

    Al respecto, agrega -desde la cúspide de su empresa bananera- que, actualmente, “la única alternativa es la biotecnología”.

    “Pese a que, aparentemente, la legislación ecuatoriana protege de manera adecuada a los trabajadores, no se aplica; en especial, cuando las compañías realizan campañas contra los movimientos laborales para que no se haga justicia”, agrega RT.

    Por su parte, el doctor Maldonado sostiene que “sólo podría haber haber” un cambio de actitud “cuando a las empresas les resulte más caro tener que pagar multas”; y en ese sentido, es fundamental que los trabajadores “puedan tener la misma voz, con la misma fuerza y el mismo potencial” que las grandes compañías.

    Te puede interesar:

    Trama de corrupción en Cochabamba por morrales escolares pica y se extiende

    Hamilton Mourao, el general xenófobo que será vicepresidente de Brasil

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...