• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El reposo vegetativo de los árboles pueden ser influenciado por la iluminación artificial como las lámparas de alumbrado público que se colocan entre las épocas de otoño-invierno, así lo revela un estudio realizado por  el Consejo Nacional de Investigaciones (Cnr) de Italia.

    De acuerdo con los resultados preliminares de las investigaciones llevada a cabo y que se mantiene en curso en la ciudad de Florencia por el Instituto de Biometeorología del CNR (Cnr-Ibimet) durante los períodos de otoño e invierno entre 2015 y 2018, evidencia que nacieron ramas verdes tras la iluminación de lámparas del alumbrado público hasta finales de febrero.

    El informe publicado en Urban Forestry & Urban Greening, que en el segundo año, que más de 200 árboles sembrados a lo largo de tres avenidas en el centro y en la periferia de la ciudad se registró un por ciento de árboles con mayor cantidad de hojas verdes en las plantas más próximas al alumbrado hasta finales de diciembre y en algunos casos hasta finales de enero.

    Luciano Massetti experto del Cnr-Ibimet, precisa que en un ambiente  menos iluminado, los árboles estaban completamente deshojados, y “en muchos casos, las lámparas se encontraban cubiertas por el follaje de los árboles”.

    El investigador asegura que “los resultados muestran cómo el reposo vegetativo de los árboles puede ser influenciado por la iluminación artificial”.

    Explicó que los árboles con las hojas caídas siguen la reducción de las horas de luz y la disminución de las temperaturas, cuyo motivo en invierno entran en el llamado descanso vegetativo, lo cual se detiene en primavera.

    “Parece sugerir un efecto combinado, cada vez más frecuente e intenso, entre la luz artificial y un aumento progresivo de las temperaturas invernales causadas por el cambio climático”, acotó Massetti.

    Detalló que otras investigaciones y más profundas, sustentadas también en medidas ecofisiológicas, permitirán cuantificar los efectos de la luz artificial con mayor precisión. Sin embargo, reiteró que los resultados obtenidos hasta ahora “sugieren una interacción entre el verde urbano y el alumbrado público”.

    Sigue leyendo

    Misión Árbol recupera Jardín Botánico de Caracas

    Un árbol sangra níquel para evitar ser comido por hervíboros

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...