• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las interrogantes abundan entre funcionarios de la Conaf, parlamentarios y ecologistas tras la cuestionada aprobación del proyecto energético liderado por la empresa Hidroaustral en la X región. Al buscar personeros relacionados a la iniciativa aparecen el presidente de Metro y yerno del ministro del Interior, Clemente Pérez y el hermano de Ricardo Solari, Jaime Solari. También surgen preguntas sobre el respaldo de la directora de la Conaf Catalina Bau, a pesar de los informes desfavorables de la dirección regional de ese servicio.

    El lunes 9 de abril de 2007, el abogado Clemente Pérez, miembro del estudio Guerrero, Olivos, Novoa, Errázuriz, dirigió sus pasos a la Notaría de Raúl Perry Pefaur en Santiago Centro, con el fin de constituir la sociedad anónima Hidroaustral, filial del grupo energético italiano Idroenergía.

    De esta forma el actual presidente de Metro (desde mayo de 2007) y yerno del ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, dejó en regla los papeles que permitirían el funcionamiento de la empresa que en agosto del año pasado presentó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en la Conama de la X Región para construir las mini centrales hidroeléctricas de pasada Palmar – Correntoso, en el extremo sur poniente del Parque Nacional Puyehue.

    Once meses después, el 3 de julio de 2008, la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema), con el intendente Sergio Galilea a la cabeza, dio el visto bueno al EIA desarrollado por la Consultora Sociedad de Gestión Ambiental (SGA), liderada por Jaime Solari, hermano del vicepresidente del PS Ricardo Solari.

    Y aunque la votación estuvo bastante reñida con 8 votos a favor y 7 en contra, el proyecto de US$ 20 millones obtuvo la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Entre los votos favorables se contó el del seremi de Agricultura, Jerko Petar, representante en la instancia ambiental de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), encargada de administrar el Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE). Eso, a pesar de que la dirección regional de dicho servicio se opuso terminantemente a la aprobación del proyecto.

    Su voto también fue positivo en la Resolución Modificatoria emitida 5 días después, que incluyó la exigencia por parte de la Corema de Los Lagos de la elaboración de un Plan de Trabajo conducente a la generación de un programa de mitigación y compensación del proyecto.

    El voto “recomendado”

    La aprobación de la central de pasada en un lugar protegido encendió los ánimos de parlamentarios, ecologistas, lugareños y de los propios funcionarios de la Conaf. Las preguntas en torno a cómo era posible que el seremi de Agricultura hubiera desoído la evaluación negativa de la dirección regional con respecto a desarrollar la propuesta en una zona protegida crecían en los pasillos de la institución.

    Se hablaba de presiones internas venidas directamente de la oficina central ubicada en Santiago. Aunque todo se reducía a rumores.

    Pero el día 8 de agosto un oficio enviado por Bau a Galilea, que mantuvo una postura muy favorable al proyecto, dio una posible explicación al voto del seremi, según concluyen fuentes internas.

    En el documento, la otrora encargada de la creación del Consejo de la Alta Dirección Pública, se refiriere positivamente a la iniciativa y explica que debido a nuevos antecedentes que explicaban casos similares en la región y a la voluntad de la empresa de constituir y garantizar el programa de mitigación “la dirección estableció una nueva posición…recomendando al Secretario Regional Ministerial de Agricultura el voto emitido”. Y agregó que esto fue informado al Ministerio de Agricultura (Minagri).

    Lo que está claro es que nunca hubo informes favorables de parte de la dirección regional de la Conaf en torno a la iniciativa en el parque nacional, ni tampoco nuevos antecedentes que podrían haberse tomado en cuenta para visar la iniciativa, salvo las acciones compensatorias incluidas en la Resolución Modificatoria.

    Un mes después de entregada la RCA a Hidroaustral, un grupo de parlamentarios liderados por el diputado Patricio Vallespín (DC), presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, que dio la orden de no innovar mientras recopilaba los antecedentes.

    ¿Qué hay tras la aprobación del proyecto?

    Las preguntas que giran en torno a la aprobación del proyecto, que incluye dos centrales hidroeléctricas de pasada, con una potencia total de 13 MW que se inyectarán al Sistema Interconectado Central (SIC), vienen de todos los sectores. De hecho, el lunes pasado y a petición de Vallespín, asistieron a la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara las ministras de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, de Bienes Nacionales, Romy Schmidt y también la directora de Conaf.

    La idea era dejar en evidencia las discrepancias de opinión frente al tema de ambas secretarias de Estado con Bau.

    Y así fue, ya que las dos reiteraron su rechazo a la aprobación del proyecto explicando que sólo se puede intervenir un Parque Nacional o un Área Silvestre Protegida mediante una ley o Decreto Supremo. Nunca a través de una RCA. Por eso, respaldaron el voto en contra de la directora regional de la CONAMA, Macarena Gamboa, y del Seremi de Bienes Nacionales, Claudio Villanueva.

    Al igual que en los pasillos de la Conaf, parlamentarios y organizaciones ambientalistas se preguntan quién está moviendo los hilos tras la aprobación del proyecto, porque existen sobradas sospechas al respecto. Incluso, algunos sectores creen que la luz verde a la propuesta apunta a abrir las puertas al tendido eléctrico que el proyecto Hidroaysén instalaría si se aprueba su EIA. “Así se marca un precedente para que no haya dificultades y puedan intervenirse parques nacionales”, aseguran fuentes asistentes a la comisión.

    Panorama que sería visto con muy buenos ojos por la Comisión Nacional de Energía, liderada por Marcelo Tokman, quien ha dado claras muestras de apoyo, al igual que el ministro Pérez Yoma, al proyecto de la Undécima Región y a los proyectos energéticos en general, tal como la planta de de Metrogas en Peñalolén.

    “Incluso me han comentado que los asesores de Tokman periódicamente preguntan por los estados de las propuestas”, asegura Vallespín.

    En este contexto, la sesión especial de Recursos Naturales fue bastante dura, según explicó la directora de Terram, Flavia Liberona. “A Bau se le preguntó directamente si había hablado con Tokman o Galilea y ella respondió que sí, aunque no fue concreta”.

    Consultada por este medio, la socialista explicó que todo estaba dentro de sus actividades regulares, ya que “mantengo conversaciones con todas las autoridades del país porque es un servicio y soy parte del Gobierno. No tiene nada en particular, porque son reuniones técnicas de trabajo”.

    Para la próxima cita en la comisión presidida por Denise Pascal (PS), serán citados Tokman y también los titulares de Agricultura, Marigen Hörnkhol y de Obras Públicas, Sergio Bitar.

    Fuente: El Mostrador

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...