• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las últimas zonas vírgenes del planeta están desapareciendo rápidamente, debido a que más del 77% de la superficie terrestre ha sido alterada por los efectos directos de las actividades humanas, advierten investigadores de la Universidad de Queensland (Australia).

    Este estudio excluye a la Antártida y el 87% de los océanos, pero para conservar el 13% restante recomiendan “establecer con urgencia y de forma explícita unos objetivos de conservación internacionales”.

    “Puede parecer difícil de creer pero entre 1993 y 2009 un área de tierras silvestres de 3,3 millones de kilómetros cuadrados se perdió, debido a los asentamientos humanos, la agricultura, la minería y otras presiones”, explica el investigador James Watson.

    “En el océano, las únicas regiones que están libres de pesca industrial, contaminación y transporte marítimo están casi completamente confinadas a las regiones polares” señala.

    Varios estudios coinciden en que estas áreas aún intactas proporcionan refugios cada vez más importantes para las especies que disminuyen en los entornos dominados por el hombre. Además, son clave para mitigar los efectos del cambio climático y regular el clima, así como para controlar el dióxido de carbono de la atmósfera. Por ejemplo, el bosque boreal, el ecosistema más intacto del mundo, retiene un tercio del carbono.

    Sin embargo, según el mapa realizado por los investigadores, solo 20 países tienen el 94% de las zonas que se mantienen intactas y más del 70% de esas zonas se encuentran en solo cinco países: Rusia, Canadá, Australia, Estados Unidos y Brasil. “Los lugares salvajes se enfrentan a la misma crisis de extinción que las especies”, sostiene el artículo.

    “Algunas áreas están protegidas por la legislación nacional, pero en la mayoría de las naciones, estas áreas no están formalmente definidas, mapeadas o protegidas”, dice James R. Allan, otro de los investigadores.

    “Necesitamos el establecimiento inmediato de objetivos audaces para la vida silvestre, específicamente aquellos destinados a conservar la biodiversidad, evitar el cambio climático y lograr un desarrollo sostenible“, asegura.

    En noviembre se celebra la 14ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) en Egipto, en la que los 196 Estados miembro podrían desarrollar el marco de acción post 2020 para la biodiversidad global. Por ello, los investigadores urgen adoptar el objetivo “audaz pero alcanzable” de conservar el 100% de los ecosistemas que quedan intactos.

    En tres décadas México perdió el 30% de sus selvas y el 27% de sus bosques

    Amazonía peruana ha perdido más de dos millones de hectáreas desde 2001

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...