• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La nueva instancia, que reúne a organizaciones y personas naturales de Aysén y del resto del país, hizo su presentación en sociedad coordinando observaciones técnicas y ciudadanas a la iniciativa, solicitando en el fondo que se rechace el estudio al constatarse falta de información fundamental para su correcta evaluación.

    Más de 500 observaciones de organizaciones regionales, nacionales e internacionales fueron presentadas esta mañana en las oficinas de la Comisión Nacional del Medio Ambiente de la Región de Aysén, en Coyhaique, en el último día que tuvo la ciudadanía para participar en el proceso legal de evaluación del estudio que Xstrata sometió al SEIA con el fin de generar 600 MW con una represa y un mega embalse en el río Cuervo, en la comuna de Aysén.

    Los dirigentes, junto a representantes de agrupaciones de las comunidades más cercanas al eventual proyecto como lo son Puerto Aysén y Puerto Chacabuco, expresaron de esta forma su disconformidad con los planes de la minera suiza, solicitando en concreto que se aplique el artículo 24 del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, que establece emitir un informe consolidado sin solicitar aclaraciones a la empresa, a la luz que falta información fundamental para la evaluación del estudio. Con esta acción a la vez se informó la conformación del Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena, que pretende convertirse en “una instancia organizada y colectiva para salir en bloque a defender los intereses nacionales, regionales y locales de lo que es el valor de este patrimonio” expresó su secretario ejecutivo, el profesional de Chile Ambiente Patricio Rodrigo. En este organismo participan originalmente las organizaciones miembros de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida (Codeff Aysén, Codesa, Costa Carrera, Escuela de Guías de la Patagonia, la Escuela NOLS, la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia), las ONGs Chile Ambiente y Ecosistemas, y las fundaciones Conservación Patagónica y Pumalín, quedando abierto a la participación de todas las personas naturales y jurídicas que adhieran a los objetivos de esta iniciativa.

    Sobre la acción ante la Conama, el director de la filial Aysén de Codeff, Peter Hartmann, explicó que las observaciones ciudadanas versaron en torno a que “como fue entregado el proyecto está incompleto, entonces coincidimos con los servicios públicos en que éste se debe rechazar porque hay partes que faltan, lo cual incide en que no se puedan evaluar apropiadamente sus impactos”. Ejemplificó esto señalando que carece de información profunda en torno a riesgo volcánico y sísmico, que existen familias completas de especies de flora y fauna presentes en la zona que no se nombran y varias de las cuales tienen una calidad especial de conservación, y que no se evalúa el impacto sobre el medio ambiente humano y la infraestructura regional lo cual, a entender de los recurrentes, denota falta de rigurosidad ya que aunque la empresa expresa que sólo intervendrá lagos y ríos no contemplándose impacto en los centros urbanos cercanos, al analizar el número de trabajadores y la magnitud de las faenas se generaría una presión sobre comunidades pequeñas como Puerto Aysén y Puerto Chacabuco que debe ser evaluada. Además, señaló Peter Hartmann, falta un análisis sobre el transporte de sustancias peligrosas y el impacto en puertos, entre muchos otros temas que también fueron también relevados por organismos públicos como la dirección general de Aguas, Salud, la gobernación de Aysén, Transportes y Telecomunicaciones, entre otros, y que deberá considerar la Comisión Regional del Medio Ambiente al momento de la evaluación del proyecto.

    Por su parte la presidenta de la junta de vecinos de Puerto Chacabuco, Ramona Argel, expresó que “nosotros hemos analizado el proyecto y faltan cosas, principalmente el impacto social que provoca… nosotros queremos que las empresas nos dejen herramientas necesarias para vivir en el futuro, no sólo para los que estamos acá sino que también para nuestros hijos, y eso le falta a la empresa”. La dirigenta, junto a las líderes de la organización indígena Nahuel Mapu Fresia Millacari y María Huáquer de Puerto Aysén, también presentó sus observaciones, las que se sumaron a las cerca de 150 recopiladas en diversas localidades y que también representan el sentir de un importante número de habitantes de la Región de Aysén.

    El Consejo

    Sobre el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena Patricio Rodrigo explicó que éste se forma en la conciencia de la gran amenaza que se cierne sobre Aysén y Palena, “nosotros encontramos que acá hay un valor ambiental tremendamente alto, una riqueza paisajística y cultural enorme que no se ha valorado y que está en serio riesgo por estos proyectos de mega represas”.

    El trabajo del consejo abordará los ámbitos técnico, legal e institucional, donde la coordinación en la presentación de observaciones al proyecto Río Cuervo fue la primera acción pública desarrollada por el organismo.

    Comunicaciones

    Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...