• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    file_20141223174813

    La demanda, que busca la indemnización de los perjuicios causados, agrupa a 48 socios de la Agrupación Océano Pacífico Comerciantes de Pescados y Mariscos, 161 artesanos, 35 extractores artesanales de jibia, 15 fileteros y 7 buzos mariscadores.

    “Creemos que es inaudito que los 15 millones de dólares que hay disponibles por los seguros comprometidos en el transporte de este petróleo vayan a parar a ENAP, por el despeje del hidrocarburo y no terminen en las manos de las personas que realmente fueron afectadas como los comerciantes, fileteadores, pecadores, extractores de jaibas, y la gente de Quintero, verdaderamente afectada”, señaló el diputado Urízar; “Los recursos de estas indemnizaciones deben ir parar a las manos de los vecinos de Quintero y no a la empresa”, agregó.

    El diputado se refirió a la difícil situación laboral ergo económica que durante tres meses han enfrentado las familias afectadas tras la prohibición de extracción y comercialización de los recursos marinos, motivo por el cual reiteró la necesidad de que “la justicia tome en cuenta estos elementos y los responsables puedan indemnizar a estas personas”.

    “Detrás de estas 266 firmas hay familias, hay gente que lo ha pasado muy mal estos últimos meses y creemos que es necesario que exista una indemnización, producto de la dramática situación que han debido enfrentar todas estas familias; Esta prohibición representó un daño patrimonial para las personas que ejercen sus actividades económicas en torno al mar. Además, al derramarse más de 38.700 litros de petróleo, la flora y fauna de la bahía de Quintero, ha muerto o está gravemente dañada, por lo que tampoco podrán seguir trabajando con normalidad en una época que para ellos es tan importante, como es durante los meses de verano, en una ciudad turística”, detalló Urízar.

    “Los demandantes son gente de mar, quienes han volcado su vida en torno al mar que baña las costas de la comuna de Quintero, y al ser testigos de la catástrofe medio ambiental que los deja sin fuente laboral, se sienten impotentes y cansados de la situación que enfrentan, denotando un gran sufrimiento”, sostuvo Urízar.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...