¿Quiénes se beneficiarían con los incendios de los bosques de araucarias? Mineras, forestales e hidroeléctricas

incendio-araucarias

Pewen Mapu es la denominación del territorio ancestral Mapuche en la zona cordillerana y relacionada con el Pewen (Araucaria) y allí existen mínimos sectores de conservación donde se emplazan en sus inmediaciones intereses de empresas mineras, madereros e hidroeléctricos.

El día 14 de marzo, se inició un mega incendio que está consumiendo miles de hectáreas de bosques milenarios del territorio pewenche. Este incendio que  afecta a la Reserva Nacional China Muerta y al Parque Nacional Conguillio, asimismo el bosque de numerosos particulares y tierras de comunidades, como a Quinquen, quienes están afectados en 6.000 hectáreas y diversos otros espacios de conservación , vitales  para los  ecosistemas, ya que son fundamentales para la conservación de las fuentes de agua, donde nacen los ríos, las napas, todas las aguas en esta región que  permite tener regadío, semillas y alimentación, que  permite beber, que  permite existir. El agua no nace en la llave, NACE EN LA CORDILLERA y todo lo que sucede aguas arriba termina sucediendo aguas abajo.

Este incendio fue INTENCIONAL. Es imposible que haya sido por obra de algún rayo o a causa de que a alguien se le escapó una quema y causar tremenda magnitud. Aquí hay una planificación e independiente de las autorías directas, sólo hay que mirar quienes salen beneficiados y quienes tienen interés en su inmediación, como por ejemplo: Empresa minera que explora en casi mil quinientas hectáreas oro y cobre en zona Lonco Tiuque y China Muerta, firma que se denomina “Lonco” y que para explotar el día de mañana necesita que desafecten los resguardos y las araucarias, proyecto que además estaría relacionado con latifundistas de la zona y proyectos hidroeléctricos.

También, latifundistas que tienen rodeado China Muerta y Conguillio con cientos de hectáreas de pino y eucaliptus hace rato vienen generando presión. Un ejemplo, el latifundista Mario García Sabugal (Magasa), el “patrón” de Melipeuco y Cunco con miles de hectáreas de posesión, en los 90, presentó una acción legal que buscaba desafectar la protección de la araucaria para explotarla y ha sido el principal en la invasión de plantaciones de exóticos en la cordillera, reemplazando milenario bosque nativo. Todo esto en medio de débiles defensas de los territorios sometidos al saqueo de inescrupulosos.

Pablo Huaiquilao de Karilafken, de profesión ingeniero forestal y uno de los voceros del movimiento por la recuperación de las aguas y la defensa de los territorios,  puso en alerta sobre la intencionalidad en estos incendios a través de medios de prensa: “Existen algunos resquicios legales que permitirían explotar madera de araucaria cuando esté muerta, por lo tanto estos incendios forestales yo creo que son intencionales por parte de la gente que está interesada en su explotación”.

La comunidad pewenche de Quinquen por Lonquimay ya vivió hace unos años la quema de cientos de hectáreas de bosque nativo a causa de intereses madereros que luego reemplazaron los bosques por plantaciones de pinos y eucaliptus, en franjas coloniales de gente que sólo explota y daña.  Hoy Jóvenes y adultos de zonas como Quinquen y Pedregoso están día a día luchando para controlar el fuego, con mucho esfuerzo y dificultad.

Fuente: Mapuexpress

4,168,177FansMe gusta
113,579SeguidoresSeguir
290,145SeguidoresSeguir
16,246SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Contraloría ordena investigar contrato de Rafael Gumucio en el Ministerio de...

Luego de una denuncia realizada por el diputado Andrés Celis (RN), miembro de la Comisión de Cultura, Artes y Comunicaciones de la Cámara, la...