• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Instancia para presentar observaciones fundadas al Estudio se extenderá por 60 días para culminará el próximo 22 de enero.


    Ya se inició el proceso para que la ciudadanía se manifieste respecto del Estudio de Impacto Ambiental de la Central Hidroeléctrica San Pedro, que de acuerdo a la Ley 19.300 de Bases del Medio Ambiente, se extenderá por 60 días para culminar el próximo 22 de enero.

    Durante el proceso, las organizaciones ciudadanas con personalidad jurídica por intermedio de sus representantes legales y las personas naturales directamente afectadas podrán presentar sus observaciones fundadas al Estudio, según lo establece el artículo 53 del reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

    Las observaciones ciudadanas deberán ser enviadas por escrito, precisando nombre y domicilio de quien las formula, al director Regional Suplente de CONAMA Los Ríos, Enrique Suárez Silva, a la dirección Picarte 550, 3º piso, Valdivia, durante los 60 días del proceso de Participación Ciudadana.

    EN LA MIRA HIDROELECTRICA

    En caso de autorizarse la construcción de esta Central, cerca del 10 por ciento de la energía hidroeléctrica del país se concentraría en Panguipulli, lo que según expresó el alcalde de esta comuna, Alejandro Kohler, a Revista Travesía “nos parece demasiado tal concentración de energía”.

    “Nos preocupa el impacto sociocultural que podría provocar la inmigración sorpresiva de gente que será llamada a la mano de obra de estas instalaciones”, expresó al mismo medio.

    Por otra parte, el turismo es otra área que se verá afectada por esta instalación. Mi Pueblito Expediciones, empresa de Rafting y Kayak valdiviana denunció cómo han debido reinventarse cada vez que “se permite un atropello ambiental”.

    “Con el desastre al Santuario tuvimos que reinventar las actividades que realizábamos allí. Nosotros podemos irnos a otro río, al Bueno, por ejemplo, pero cuando se les ocurra instalar allí otra central vamos a tener que reinventarnos nuevamente. Al final terminas haciendo turismo itinerante”, expresaron.

    Finalmente quienes tendrán la última palabra respecto del futuro de este río serán los integrantes de la Corema de Los Ríos.

    Para quienes deseen ver en detalle el Estudio lo pueden encontrar en el sitio www.e-seia.cl.

    Bárbara Agüero

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...