• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Sembrar césped en los parques y jardines que rodean ciudades y casas es una costumbre muy arraigada vinculada con el paisajismo y la belleza natural.

    Sin embargo, un reciente estudio elaborado por los científicos Maria Ignatieva (australiana) y Marcus Hedblom (sueco), publicado en la revista Science, deja muy mal parado al césped como una opción decorativa y sustentable de espacios recreativos a cielo abierto.

    Ignatieva y Hedblom afirman que los inconvenientes del césped superan con creces  sus beneficios, según citó el diario argentino Clarín.

    Entre los principales problemas mencionan la gran cantidad de agua que se utiliza en su riego, el uso de fertilizantes y, además, su corte que emplea cortadoras con motores que emiten gases contaminantes.

    Ante estos problemas algunas ciudades están usando cabras para cortar las distintas hierbas e inclusive cortadores solares.

    Entre los principales problemas del césped mencionan la gran cantidad de agua que se utiliza en su riego,. Foto Web.

    En las regiones áridas de Estados Unidos (EE.UU.), por ejemplo, el césped es responsable del 75 % del consumo de agua en las casas. Además, los herbicidas y los fertilizantes usados contaminan la tierra o las aguas subterráneas.

    Para Ignatieva y Hedblom el uso del césped artificial es una solución. “Ya que este tipo de cubierta no contribuye a la captura de carbono y posterior eliminación del dióxido de carbono de la atmósfera”, dijeron. Lo malo es que “genera gran cantidad de residuos cuando ya no se usa”.

    Los autores comentaron que como reemplazo del césped, algunas comunidades han comenzado a permitir que crezcan praderas de hierbas naturales. En Berlín, por ejemplo, los residentes han permitido que el paisaje se vuelva salvaje y silvestre con el crecimiento de especies autóctonas.

    Otras notas de interés:

    Se viraliza la fotografía de un hombre cortando el césped con algo terrorífico detrás de él

    U2 financiará el cambio de césped del Olímpico de Berlín por daños durante show

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...