• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.


    “La gente llegó y eran muchos más los participantes de la empresa que personas del mismo pueblo. Entonces era como una sensación de invasión y la gente se siente intimidada”. Así definió la presidenta de la Agrupación Cultural, Turística y Ambiental de Puerto Río Tranquilo, Tamara Ullrich, quien además es presidenta del Territorio Emprende de la Cuenca del Lago General Carrera (que incluye las comunas de Chile Chico e Ibáñez), el taller de participación ciudadana que se realizó el lunes en la localidad, en el cual HidroAysén informó sobre los impactos del proyecto de construcción de 5 represas en los ríos Baker y Pascua.

    La dirigenta expresó su molestia con esta situación porque dijo, le “parece muy invasivo porque no dan espacios para que la gente se sienta en confianza para preguntar todo lo que le gustaría. Es como invadir el espacio e intimidar a la gente”.

    Recordó Tamara Ullrich que muchas consultas de la gente versaron sobre las escasas posibilidades de los pobladores de adjudicarse nuevos derechos de agua debido a que Endesa, empresa socia de Colbún en la sociedad HidroAysén, posee grandes caudales en la cuenca del Baker (área que incluye el Lago General Carrera y tributarios del río). “Fue lo que más se preguntó al principio y la empresa no tuvo en ningún minuto una respuesta clara de por qué ellos tenían tantos derechos de agua y la gente que realmente pide dos, tres o cuatro litros por segundo no se les otorga, porque ellos tienen todos los derechos entonces al final no hay posibilidades. Y aunque los pobladores pueden hacer todo el esfuerzo para hacer los trámites no sacarían nada porque no hay agua. Entonces la empresa no respondió claramente con respecto a ese tema, y responsabiliza a la DGA, al Código de Aguas, la Ley o incluso que el Gobierno tiene que responder, no ellos”.

    Sobre el turismo “dijeron que durante el proceso de construcción habría un aumento de la actividad turística, lo cual se les refutó conversando sobre el estudio que hizo la Universidad de Chile respecto de las pérdidas de unos 400 millones de dólares durante la etapa de construcción, y también evadieron la respuesta, diciendo que Sernatur tiene que referirse al tema, pero tampoco mostraron ningún interés o alguna apertura para conversar y profundizar más en el tema”.

    En su opinión, en este taller la comunidad fue más crítica con el proyecto que en otras ocasiones.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...