• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    “Estas cifras son alarmantes”. Las palabras del gerente de la Cámara de Turismo de Coyhaique, Ian Farmer, revelan la preocupación que existe en el sector frente a los datos revelados por el estudio “Impacto de los Proyectos de Represas en Aysén en el Desarrollo del Turismo de la Región” que realizara un equipo de la Universidad de Chile, donde además de recabar la opinión de los visitantes chilenos y extranjeros de la región respecto de los proyectos de represas proyectados para la zona, determina una baja considerable en el flujo turístico de los próximos años y, a partir de estas cifras, las pérdidas económicas concretas de materializarse las iniciativas y el tendido eléctrico asociado.
    Solicitada por empresarios del sur de Aysén, particularmente de la Cámara de Turismo de Puerto Río Tranquilo, la investigación se realizó durante tres semanas de enero y febrero de este año, aplicando una encuesta a 2 mil 22 turistas en diversas localidades de la región. Se les consultó sobre tres ámbitos fundamentales: opinión sobre la región de Aysén, conocimiento sobre los proyectos de centrales hidroeléctricas y visión de los efectos de estas iniciativas en términos de imagen regional y de sus propias intenciones de regresar. Los resultados fueron divulgados hace algunos días en Coyhaique, ante autoridades regionales, dirigentes y empresarios del turismo, profesionales y técnicos de organismos públicos y la ciudadanía en general, contando para esta labor de difusión con el apoyo del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia.
    El coordinador del proyecto, el académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile Rodolfo Sapiains, explicó que del total de turistas un 39,42 por ciento expresó que no volvería a la zona de materializarse las iniciativas. Este porcentaje se elevó a un 71,5 %, cuando la consulta fue si regresarían durante su construcción.
    El investigador explicó estos resultados producto de que la actitud actual de los turistas hacia la región es positiva y se basa en el carácter prístino e intocado que ésta tiene y proyecta. “Encontramos que hay una percepción muy favorable respecto del atractivo turístico de Aysén, que se traduce en que más de un 95 por ciento de quienes vienen dice que volvería a la región, y casi un 99 por ciento señala que la recomendaría a otras personas, siendo lo que más valoran la baja intervención humana, la belleza de los paisajes, la diversidad de los paisajes existentes y, por lo mismo, el ser un lugar único que hace muy atractivo venir para acá” puntualizó. Tanto así, que un 31 por ciento de los turistas señala que ya había venido en dos, tres o cuatro ocasiones anteriores.

    IMPACTO ECONÓMICO EN EL TURISMO Y LA REGIÓN

    Estas cifras de merma en el flujo turístico en la medida de que se concreten los proyectos de represas y tendido eléctrico, fueron la base para determinar el impacto económico que tendría en los ingresos del turismo y, por extensión, la región.
    Considerando entre algunos de los factores el porcentaje de los visitantes que señalaron interés en volver (cerca de un 95 por ciento), el número total de turistas proyectados para el año 2008 y el aporte económico total que éstos harían (sobre la base de un gasto promedio durante su permanencia en la región), se construyeron los dos escenarios de impactos: con las represas ya instaladas y durante la construcción de éstas.

    En el primer caso, de casi un 40 por ciento, se estableció una pérdida de 23,9 millones de dólares anuales. En tanto que en el segundo, con un 71,5 porciento de personas que no regresarían durante el período de construcción, la cifra llega a 38,5 millones de dólares anuales, que considerando, por ejemplo, los 10 años que HidroAysén tiene planificada la construcción de las 5 centrales en los ríos Baker y Pascua, da un total de 385 millones de dólares menos en ingresos.

    “Uno ve los resultados y son alarmantes para el sector del turismo, porque habla de una baja en visitas de casi un 40 a 50 por ciento, y muchas empresas no van a sobrevivir, por lo menos durante el período de construcción si se aprueban los proyectos de HidroAysén y Transelec” expresó el gerente de la Cámara de Turismo de Coyhaique, Ian Farmer. Puntualizó que es éste un insumo muy importante para quienes deberán tomar las decisiones a nivel regional, “para buscar estrategias para manejar el cambio, lo cual sería muy difícil y complejo, por lo cual el estudio es muy positivo y objetivo”.
    La metodología utilizada fue elaborada por el psicólogo y docente de la Universidad de Chile Andrés Jaramillo (hoy candidato a doctor de la Universidad Católica de Chile), en tanto que la proyección económica fue validada y contrastada entre diversos economistas especialistas en evaluación social de proyectos. Durante las tres semanas en que se aplicó el instrumento, varios equipos de encuestadores viajaron a localidades como Coyhaique, Balmaceda, Puyuhuapi, Puerto Tranquilo, Puerto Bertrand, Puerto Aysén, Caleta Tortel, Cochrane, Puerto Cisnes, Puerto Guadal, Puerto Ingeniero Ibáñez y Villa Cerro Castillo, además de zonas como la Carretera Austral, el Velo de la Virgen, y el Glaciar Exploradores.

    Patricio Segura

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...