• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Dirigente del Valle del Huasco expresa su pensamiento respecto a las empresas mineras y el respeto al medio ambiente en el marco del Encuentro por la Unión de los Pueblos Chile.



    “Ay Pachamamita/ nació un juramento/ quererte toda la vida/ y en todo momento”, es un extracto de un cántico ceremonial que el dirigente Víctor Pacha (Valle del Huasco) entona descalzo, acompañándose de una zampoña y de un tambor al lado del Fuego Sagrado. Lo acompañan diversas personas representantes de distintos pueblos de Chile, quienes toman mate reunidos en un círculo procurando que no se extinga la llama ritual, sino que se avive como la esperanza de todas las comunidades y organizaciones presentes.
    Los niños procedentes de los más diversos rincones del país ya son amigos y corretean libres por lo que otrora fuera un recinto penitenciario, elevan volantines y juegan a la pelota. “Unidos, siempre unidos”, escucho que le dice Víctor a dos niñas de unos tres o cuatro años que se pelean por un osito de peluche, y pienso que esto es historia, que ha llegado la oportunidad de que como seres humanos luchemos por nuestra dignidad y nuestros derechos, por la oportunidad de construir algo mejor, no cabe duda.

    “La razón fundamental de estar presente en el ‘Encuentro de todos los pueblos’ con mi hija y mi familia, es la defensa del agua y la revaloración del respeto y la dignidad de todos los pueblos y naciones. Lograr el entendimiento por rescatar el valor de las cosas que son un derecho de no solamente los seres humanos, sino que de los animales y las plantas y de todo cuanto es una entidad en nuestro planeta. El agua es un elemento vital de suma importancia por cuanto guía el curso de la humanidad y de la vida. Es una lucha, un compromiso para que todos entendamos que debemos salvar a nuestra Madre, y nosotros como dignos hijos tenemos la responsabilidad de rescatarla y devolverle su infinita generosidad y misericordia, pues ella nos ofrece los alimentos, un lugar donde vivir, los colores, los aromas, las estaciones del año, como son cada una de las cosas que nos hacen sentir vivos”, confiesa Víctor, aquejado ante la inminente destrucción del Valle del Huasco.

    El territorio huascoltino se encuentra en manos de la empresa nor-canadiense Barrick Gold, que desde el acuerdo firmado por Soledad Alvear en su cargo de canciller durante el gobierno de Ricardo Lagos, cedió los derechos de explotación minera, lo que está afectando a una comunidad acostumbrada a vivir en paz. “Ya han destruido importantes glaciares de la Alta Cordillera y solicitamos ayuda en la defensa ante Barrick Gold y todos sus asociados, y no solamente Barrick con su proyecto “Pascualama” financiado por los principales poderes oscuros de nuestro planeta como la familia Bush Ananckchoki, sino que ya hay como nueve o diez proyectos más de minería en la Alta Cordillera, por eso espero que venga la gente para que entre todos tengamos la posibilidad de decidir nuestro destino, con nuestras propias manos, voces y acciones“ invita Víctor Pacha.

    Faltaba poco para la ceremonia de bienvenida -en torno al fuego sagrado- las comunidades y organizaciones que luchan por reivindicar nuestra dignidad como seres autónomos y pensantes, y de que podemos ser capaces de cambiar el curso de nuestras vidas con nuestras propias acciones, se dirigieron al lugar de los hechos pues ya todo el mundo se encontraba allí en medio del sonido de trutrucas y tambores, creando un momento único, un hito en la historia, porque ya es hora, o como dijo Pacha: “El tiempo está maduro”.

    Coordinación de Medios Independientes
    098-3667917

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...