• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Pedro Paine Tranamil (34 años) es werken de la Comunidad Butalelbun de Alto Bio Bio, ubicada en el cajón del rio Queuco, sector cordillerano de la Octava Región. El año 2001 participó activamente del proceso de movilizaciones que comunidades de la zona emprendieron para recuperar miles de hectáreas usurpadas, hasta entonces en manos de colonos. Destacado dirigente y defensor de los derechos de su gente, su nombre de seguro figura en la lista de líderes pewenche que el Ministerio Público quisiera ver cuanto antes tras las rejas.

    Investigado hoy por su presunta participación en el atentado incendiario que, a fines de enero de este año, afectó maquinarias del Fundo Los Chenques, Paine no se ha dejado intimidar. “Nosotros no quemamos las maquinarias, pero comprendemos la reacción de quienes lo hicieron”, señala desafiante. Sobre la situación de las comunidades, la persecución que afecta a los dirigentes, la amenaza de nuevos proyectos energéticos en la zona y su particular evaluación de la gestión del edil pewenche Felix Vita, conversó Paine con Azkintuwe.

    – Peñi Pedro, ¿cuál es la situación que viven las comunidades pewenche en Alto Bio Bio?

    No muy buena, hay que decir. Las comunidades están preocupadas hoy por posibles proyectos geotérmicos, molestos por la mala administración de la Concertación en la municipalidad y por el no cumplimiento de Endesa de los acuerdos con las familias afectadas por la instalación de la represa Ralko. También está pendiente la devolución de predios en manos de particulares, entre ellos el fundo de Aguas Blancas, usurpado por este señor Eleodoro Matte, y el Fundo Los Chenques, usurpado por la familia Esquerre. Las comunidades que trabajamos estos temas en la zona son Malla Malla, Butalelbum, Trapa Trapa, ésa es nuestra gente, junto con Callaqui y Ralko Lepoy.

    – ¿Es verdad que lo responsabilizan a usted y otro dirigente del ataque incendiario al fundo Los Chenques?

    Sí es verdad, nos esteramos a través de la prensa local de Los Ángeles que el fiscal nos responsabilizaba conjuntamente con el Lonko Segundo Suarez, de la comunidad de Malla Malla. Nosotros descartamos totalmente que Suárez y en este caso quien habla tengamos que ver con eso. Yo me encontraba ese día (27 de enero) en Butalelbum y de eso son testigos los choferes y el cabo Vera, que está a cargo del cuartel de Carabineros. Entonces, es totalmente absurdo que a uno lo acusen de este atentado.

    – ¿Cuál es la situación del Fundo Los Chenques?

    Hay que decir que los Esquerre no son dueños de esos terrenos. Esas tierras pertenecen a la comunidad de Pitril y estos riquillos querían hacer allí un complejo turístico. Es más, los riquillos ni siquiera tienen los papeles legales de esas tierras. La comunidad de Pitril vive en media hectárea de terreno, viven en precarias condiciones de pobreza, tal vez por eso el atentado a sus maquinarias. Las comunidades no están contentas, para nada. Yo pienso que el señor Esquerré debería dejar el fundo Los Chenques como los otros particulares que ya lo han hecho. Nosotros queremos ayudar a la Comunidad Pitril en su lucha, es nuestro compromiso.

    – Qué opina de la situación del peñi Pedro Vivanco, quien solicitó refugio en Argentina, y del lonko Manquepi, preso en Los Ángeles.

    Conocemos bien al peñi Vivanco. Su gente tenía muy pocas tierras para sustentar el ganado, cada vez vivían más en precarias condiciones las familias, hasta que finalmente revindicaron sus derechos ancestrales. Ellos recuperaron tierras que por siglos han sido de los pewenches y quienes lideraron ese proceso fueron el peñi Vivanco y Manquepi. Ahora la justicia los condenó y nos parece que se trata de un montaje ideado por el estado chileno, para así atemorizar a las familias pewenches y que estas dejen de luchar. A las autoridades les preocupa hoy que la gente se oponga al proyecto Geotérmico. El lonko Manquepi está por eso en prisión y bien por el peñi Vivanco, que ha tenido el amparo en el país argentino. Las comunidades darán a demostrar que el lonko es inocente, es de esperar que salga en estos meses en libertad.

    – ¿Cuántos dirigentes y comuneros del Alto Bio Bio han sido detenidos en los últimos años?

    Son 6 personas las que han sido detenidas en la zona del Queuco: Roberto Manquepi, lonko de Butalelbum, encarcelado actualmente en Los Ángeles; Pedro Vivanco, Werken que está en Argentina; Carmen Paine, Werken hoy esperando condena; Segundo Suarez, Lonko de Malla Malla esperando condena; Ramón Suarez, Werken esperando condena; y quien habla, Pedro Paine, también esperando condena de los tribunales. Siempre han existido las persecuciones contra nuestros lonkos, werkenes, tenemos claro ejemplo de ello con lo que sucede con nuestros hermanos Vivanco y Manquepi.

    No a la Geotérmica

    De acuerdo a catastros realizados por el Servicio Nacional de Geología y Minería, Chile cuenta con cerca de 115 sitios termales potencialmente aprovechables para generar energía geotérmica, siete de los cuales se encuentran en la comuna de Alto Bio Bio. Estos se encuentran ubicados en Quilaquín, Nitrao, Trapa Trapa, volcán Callaqui, Ceniciento (por el cajón del Queuco), Aillín, El Avellano y Lolco (por el Bío Bío). Sin embargo, esta sola posibilidad de explotación energética ha causado el rechazo de las comunidades, que mantienen frescas en la memoria la experiencia de las centrales hidroeléctricas de ENDESA en el río Bío Bío.

    ENEL es líder mundial en el desarrollo de recursos geotérmicos para generación de electricidad y es la empresa eléctrica más grande de Italia y una de las mayores de Europa, con más de 46.000 megawats de potencia instalada. Se encuentra en los primeros lugares del mundo en producción de energía de fuentes renovables: hidroeléctricas, geotérmicas, eólicas, biomasa y solar, sumando 17 mil megawats en el mundo.

    Si bien desde la década de los 90′ que se realizan estudios al respecto, el conflicto estalló el año 2006 después que se conocieran las concesiones y estudios exploratorios que realizaban de manera conjunta la transnacional italiana ENEL y la estatal ENAP, para ver la factibilidad de instalar una planta geotérmica en la comunidad de Trapa Trapa, en la frontera con Argentina. En febrero del 2006 aparecieron en el Diario La Nación cuatro solicitudes de conseción de exploración llamadas Peuma Chica, Peuma Grande, Peuma Baja y Peuma Media. Dos empresas pedían la concesión: la Empresa Nacional de Geotermia S.A (alianza de ENEL y ENAP) y Geotermia del Pacífico Servicios de Ingenieria Limitada. El conflicto estaba declarado.

    “Nosotros no estamos de acuerdo con la planta geotérmica, sería un daño al pueblo mapuche, sería un golpe directo que afectaría culturalmente a las familias pewenches, nos traeria la intranquilidad, inseguridad, etc”, nos dice. “Hemos tenido la conversación con Oscar Valenzuela Schneider, Gerente General de ENEL Chile Ltda., hemos escuchado atentamente su planteamiento. Nosotros creemos que su intención es usurpar tierras con engaño a las comunidades del Alto Bio Bio. En primer lugar quieren llegar a las Termas de Chanchuco, de las cuales son dueños mis padres, hermanos y yo mismo, donde llevamos los animales a pastorear durante los meses de primavera y verano. Les dijimos que no lo ibamos a permitir”, agrega.

    – ¿De cuánto territorio afectado estamos hablando?

    Como 600 hectáreas. Ellos usurpan eso y nos dejan sin veranadas a todas las familias de Butalelbun. Directamente terreno en construcción son 3 hectáreas, perforación al interior del subsuelo son 20 pozos, 10 de inyección y 10 de producción. Eso significa que se quedan con nuestros terrenos por siempre. Según ellos traen mano de obra experta que son extranjeros para el control de la construcción. A cambio, ofrecen buenos caminos, invernaderos, etc. La respuesta que dimos en la ciudad de Concepción es que el escenario es diferente por la ribera del rio Queuco, las comunidades ya no aceptan migajas y ningún tipo de proyectos engañables. Nosotros no somos los “hermanos Quintremanes”, somos werkenes jóvenes, lonkos que hemos recuperado en la zona extensiones grandes de tierras. Y seguiremos recuperando tierras usurpadas y no permitiremos nuevos proyectos energéticos o de cualquier otro tipo en la cordillera.

    Alcalde “antimapuche”

    Si existe alguien que agota la paciencia de Pedro Paine es el alcalde de Alto Bío Bío, Félix Vita, pewenche de la zona y militante del oficialista PPD. La comuna de Alto Bio Bio (20 mil habitantes) fue creada el año 2005 a partir de los acuerdos de solución amistosa impulsados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA entre el estado chileno y las familias pewenche de Ralko Lepoy, que se vieron forzadas a abandonar sus territorios históricos para dar paso a la Central Ralko de ENDESA España. Se trataría, por tanto, de una comuna demandada al estado por las propias comunidades, de allí la profunda molestia del werken con su actual administración edilicia.

    Sin medias tintas, Paine califica al edil como un “antimapuche” y principal responsable de que la dramática situación social en que viven los comuneros de Alto Bio Bio no haya cambiado. “Él está a favor de los ricos”, subraya. “Critico abiertamente al alcalde porque es el responsable, conjuntamente con el gobernador Esteban Krausse, de las divisiones que existen en las comunidades de la zona. Es responsable por la muerte de los hermanos Huenupe, ocurrido años anteriores, es además un antimapuche, toda recuperación de tierra él no está de acuerdo, ni siquiera ha visitado a su primo hermano, el lonko Roberto Manquepi, que se encuentra preso por encabezar un proceso de recuperación territorial”, señala.

    – Pero el alcalde los acusa a ustedes de propiciar la vía violenta.

    Siempre habla que hay violencia. Mire, hay violencia, pero porque la gente está muerta de hambre, esa es la palabra, no hay tierras para producir, tampoco locomoción porque es carísima y los jóvenes no tienen trabajo. Vita es militante del PPD y sabemos que siempre responderá por su partido. Él siempre ha privilegiado a las empresas, en este momento defiende mucho a Endesa y a este señor Eleodoro Matte.

    – ¿Se han planteado ustedes disputarle electoralmente el municipio?

    Lo hemos planteado, las elecciones anteriores logramos ganar a la derecha y la Concertación nos ganó solo por un 20%. En esta elección hemos negociado nuestros votos a un candidato independiente para así en un futuro llegar al municipio, eso si que primeramente privilegiando a nuestros lonkos y werkenes, sin perder el rumbo de nuestra lucha como mapuches. Tenemos que entender el municipio como una herramienta.

    – En vuestra lucha, ¿están dispuestos a dialogar con las autoridades?

    Nuestras comunidades por la ribera del Queuco han recuperado 20 mil hectáreas, algunos terrenos se entregaron por la vía de la negociación con el gobierno, pero más allá de eso las comunidades están posesionadas de su tierra, demarcando ya sus límites territoriales ante los usurpadores. Ahora, si esos terrenos recuperados el gobierno quiere sanearlos, por qué no, podríamos conversar sin duda. Nosotros como comunidad optamos por el diálogo, por eso ya hemos hecho compras de tierras, como en La Lenga. Optamos por el diálogo, pero yo tampoco quiero involucrarme en lo que haga cada comunidad. Cada una tendrá su estrategia de cómo conseguir sus demandas. Por ejemplo el atentado en Los Chenques, la quemazón de maquinaria: tenemos diferentes tipos de lucha, yo creo que la gente pewenche fue drástica no más.

    – ¿Reconocen al Comisionado que nombró el gobierno para conversar con las comunidades?

    Nosotros no tenemos problemas en hablar con él, pero este señor comisionado no se ha acercado para nada al Alto Bio Bio. Creemos que sería importante tocar los temas pendientes que tenemos en la zona, como por ejemplo los conflictos con la Geotermia, con Endesa, la Reserva Ralco, Aguas Blancas, Eleodoro Matte, malversación de fondos públicos en el municipio, la ayuda que envió Venezuela hace 2 años atrás para esta zona, son varios millones que desaparecieron, etc. Son temas que hubieramos querido conversar con Egaña.

    – Finalmente, ¿qué medidas debería tomar el gobierno, a su juicio, para mejorar la situación de la comunidades en el Alto Bio Bio?

    A nuestro juicio el gobierno debiera resolver los temas de tierras, ordenar su municipalidad, en cuanto al mal uso de recursos públicos por el abanderado del PPD, Felix Vita. También liberar a nuestros lonkos y werkenes, hoy encarcelados por luchar por aquello que nos pertenece.

    Por Pedro Cayuqueo en Azkintwe

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...