• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Foto: Pablo Pérez Gómez/caballoyrodeo.cl

    Ante más de 200 personas, el mundo del rodeo despidió al dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, quien murió el pasado 24 de abril a los 89 años. La Federación de Criadores de Caballos Chilenos organizó una misa en su memoria el 24 de mayo pasado, en la Casona Santa Rosa de Apoquindo.

    El sitio Caballoyrodeo.cl entregó detalles de la ceremonia en honor al sedicioso y golpista empresario, a la cual asistieron reconocidos personajes, como Joaquín Lavín, alcalde de Las Condes; Andrés Zarhi, alcalde de Ñuñoa, y Benjamín Mackenna, líder de Los Huasos Quincheros.

    Foto: Pablo Pérez Gómez/caballoyrodeo.cl

    En declaraciones captadas por el portal antes citado, Lavín dijo que Edwards «fue mi jefe durante ocho años (en El Mercurio) y le tomé mucho cariño. Fue una persona siempre muy cercana como mi jefe y después se le ocurrió esta idea, cuando yo era alcalde de Las Condes, de por qué no traíamos el campo a la ciudad. Y así surgió la Semana de la Chilenidad, que hoy día ya es una tradición en Las Condes y que se ha ido extendiendo a todas las comunas prácticamente de todo Chile».

    Zarhi comentó que Agustín Edwards «siempre estuvo vinculado a la Fiesta Chilena en Ñuñoa; fue un gran apoyo para nosotros; siempre incondicional. Recordar todo lo que él, desinteresadamente, hizo para que esta Fiesta resultara en el más alto nivel, sobre todo cuando llegaban sus carruajes y desfilaban por el Estadio Nacional. Y también porque trabajé cuatro años en El Mercurio; soy un agradecido por eso, trabajé cuando el edificio antiguo del diario estaba en Morandé con Compañía. Así que buenos recuerdos y agradecido por eso».

    Para Benjamín Mackenna, «Don Agustín era un gran señor y  creo que esta misa representó un poco sus gustos, especialmente en las canciones que interpretamos, como Ya me voy para esos campos y adiós…Lo hicimos con mucho cariño, porque él estuvo bastante tiempo dirigiendo una pequeña organización que teníamos, la Fundación Los Quincheros. Hemos quedado sin la cabeza, pero lo recordamos con mucho cariño».

    Foto: Pablo Pérez Gómez/caballoyrodeo.cl

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...