• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hace un año, el 7 de septiembre de 2017 dos terremotos de magnitudes 8,2 y 7,1 en la escala de Richter, azotaron a Chiapas y Puebla, respectivamente, en México, causando graves daños materiales y casi medio millón de víctimas mortales.

    Doce meses después, el Gobierno continúa en las labores de recuperación del patrimonio cultural e histórico, que sufrió una de las más grandes afectaciones en la historia del país. Se trata de bienes arquitectónicos y artísticos que conforman la identidad mexicana, con una de las mayores riquezas a nivel mundial.

    La Secretaría de Cultura informó que gracias a las grandes inversiones realizadas por el Estado y los esfuerzos de todo el personal que participó, hasta la fecha han sido restaurados 450 inmuebles y 41 zonas arqueológicas.

    Un total de dos mil 340 bienes inmuebles y cinco mil 789 bienes muebles en 11 estados de la República fueron afectados, “cifras a las que ninguna nación se había enfrentado a lo largo de los siglos”, según la dependencia federal.

    La mayor parte de los inmuebles averiados resultaron templos, conventos y capillas del periodo virreinal y del siglo XIX; también obras de arquitectura vernácula, bienes con valor artístico, museos y zonas arqueológicas, de los cuales 431 registraron daños severos, mil 19 moderados y 890 con daños menores.

    Igualmente, tuvieron que ser intervenidos bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), como el Centro Histórico de Xochimilco y el de ciudades como la de México, Puebla y Oaxaca, así como el conjunto de 14 monasterios franciscanos en las faldas del Volcán Popocatépetl.

    De los cinco mil 789 bienes muebles deteriorados, la mayoría resultaron pinturas murales, campanas, retablos, órganos, mobiliario histórico, pinturas de caballete, vitrales, portones, decoraciones de argamasa, yeserías y elementos escultóricos en fachadas, de acuerdo a lo que publica Prensa Latina.

    Es importante resaltar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, instituciones académicas, religiosas, grupos comunitarios, organismos privados e instancias internacionales, trabajan en el proceso de recuperación.

    A.L.

    (Video) Impactantes imágenes exclusivas que muestran la ferocidad del terremoto ocurrido en México

    (Video) La brutal golpiza de un “patrón” a uno de sus empleados en México

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...