• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La herramienta discursiva con la que llegó Donald Trump a la Casa Blanca salió a relucir nuevamente este jueves, cuando, a través de su cuenta en Twitter, amenazó nuevamente con cerrar la frontera que divide a Estados Unidos con México, si ese país no frena la “caravana” de emigrantes proveniente de países de Centroamérica.

    Este nuevo ataque verbal del magnate sucede cuando faltan pocos días para que se celebren las elecciones al Congreso de la nación norteamericana, esenciales para que Trump puede continuar su mandato en paz.

    Indignado el futuro canciller mexicano

    Marcelo Ebrard, señalado como el futuro Canciller del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien tomará posesión como presidente electo el venidero 1 de diciembre, expresó que “la posición del presidente Trump es la que siempre ha planteado, no le veo en eso nada sorpresivo, me sorprendería una posición diferente”, dijo.

    El diplomático sostiene que las declaraciones de Trump pertenecen a una maniobra política para tratar de obtener resultados positivos en los comicios legislativos que tendrán lugar en Estados Unidos en noviembre,

    Por ello, afirma que “era previsible, está muy cerca el proceso electoral, entonces él (Trump) está haciendo un cálculo político”, explicó.

    Por otra parte, medios mexicanos reseñaron que desde el actual Gobierno de Enrique Peña Nieto tomó la iniciativa de enviar a 240 policías federales a los dos puentes que existen en su frontera con Guatemala, con el fin de custodiar su zona territorial.

    Caravana de emigrantes

    Desde el pasado viernes, una multitudinaria marcha de emigrantes provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala se dispusieron a llegar a suelo estadounidense. Inicialmente eran alrededor de 160 personas, quienes partieron de la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras. Durante los días siguientes, cientos de personas más se unieron a la columna vertebral de este movimiento histórico de personas.

    Si bien existe libertad de movimiento entre los países antes mencionados, sus ciudadanos deben, al llegar a México, mostrar una visa válida para ingresar o sufrir la deportación. Es por eso que Washington presiona a las autoridades mexicanas para detener el flujo de emigrantes.

    Continúa leyendo…

    Trump cerrará la frontera sur con México para evitar que entren migrantes

    Feminicidio en México: Asesinan en Tijuana a pionera del fútbol femenino, “Mar” Ibarra

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...