• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La pareja de mexicanos que han sido apodados como los “monstruos” de Ecatepec confesaron que después de matar a sus víctimas y descuartizarlas, hicieron bistecs y sopas con los restos de las mujeres.

    La Fiscalía del estado de México durante la audiencia del viernes, acusó a la pareja del delito de feminicidio, tras asumir estos que habían hecho “pozole” (un caldo típico de la nación) con la carne de otra de las víctimas.

    El canibalismo fue practicado durante el tiempo que mataron al menos a una decena de personas, en un municipio colindante con la Ciudad de México, reseñó el portal Sinembargo.

    Aracely González, madre de una adolescente de 13 años que desapareció en el 2012, señaló que Juan Carlos “N” y Patricia “N” descuartizaron a su hija y se comieron algunas partes del cuerpo.

    “Después de cortarle las piernas a mi hija, hicieron bistecs. El señor Juan Carlos hizo bistecs con las piernitas de mi hija, eso dijo en su declaración (…) Que salió como un kilo y días después se lo comieron asado”, relató la madre indignada.

    Aracely y su familia se mudaron en el 2011 al mismo edificio donde vivía la pareja criminal y entablaron una amistad con los feminicidas. “Se aprovechó para abusar de nuestra confianza, se hizo nuestro amigo”, contó la madre.

    El asesinó continuaba visitando a la familia después de asesinar a la menor, para conocer los detalles de las investigaciones. “Él hasta fue a declarar en el caso de mi hija”, expresó, pidiendo la “pena máxima” para la pareja de detenidos.

    “Llevaba muy poquitas”en el juicio lo dijo Juan Carlos N, quien detalló que su objetivo era matar a más de 100 mujeres.

    Los mexicanos asesinos en serie fueron detenidos como sospechoso la semana pasada, cuando trasladaban en un coche de bebé restos de un cuerpo humano desmembrado.

    En la primera entrevista con un médico, el sujeto alegó que cometía los crímenes porque odiaba a las mujeres y alertó a las autoridades que si sale en libertad seguirá matando a las féminas.

    “Prefiero que mis perritos coman carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno”, afirmó el asesino.

    Sigue leyendo…

    El feminicida mexicano que descuartizaba a sus víctimas podría salir en libertad por filtración de vídeo

    Saldrá en libertad hombre que profanaba tumbas y transformaba cadáveres de niñas en muñecas de porcelana

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...