• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de la empresa automotriz Nissan y consejero delegado de Renault, Carlos Ghosn, fue detenido este lunes en Tokio, por parte de funcionarios policiales del Estado de Japón, por presuntamente ser responsable de evasión fiscal y cometer fraude en los reportes de su salario.

    Antes de su arresto, accedió a cooperar con las autoridades por lo que fue interrogado por la Fiscalía y requisado en la sede de la firma en la ciudad de Yokohama, donde los oficiales buscaron evidencias sobre el delito de haber ocultado al fisco parte de sus millonarios ingresos durante años, informaron medios de comunicación locales.

    El directivo, de 64 años, que también dirige la firma Mitsubishi, fue denunciado por la propia empresa, la cual propondrá su destitución esta semana. El caso, que salpica también a otro alto cargo de la empresa, Greg Kelly, también detenido, es fruto de una investigación interna realizada a raíz de testimonios de empleados.

    Ghosn es parte de la automotriz desde 1999, cuando se concretó la alianza entre la francesa Renault, en la que trabajaba, y la japonesa, que pasó a presidir en 2000. Desde 2005 dirige también Renault y en 2016 asumió el mando de Mitsubishi. Trascendió que por todos sus cargos obtuvo en total 9,7 millones de dólares en el año fiscal de 2016, sin embargo, no declaró su salario de forma correcta e informó cantidades inferiores.

    “En base a denuncias de informantes, Nissan ha llevado a cabo una investigación interna durante los últimos meses, relativa a irregularidades cometidas por el presidente Carlos Ghosn y el miembro del consejo Greg Kelly”, señaló la empresa en un comunicado. Se tiene previsto que la compañía ofrezca detalles del caso durante una rueda de prensa

    Dicha investigación mostró que “durante muchos años” Ghosn y Kelly han estado informando a las autoridades bursátiles de Tokio de cantidades inferiores a las realmente recibidas. El fraude podría ascender a 5.000 millones de yenes (unos 38,5 millones de euros). Nissan informa también de que Ghosn usó en su beneficio otros “activos de la empresa” y cometió, al igual que Kelly, otras irregularidades, reseña El País.

    La retribución de Ghosn, la clave del escándalo, ascendió a 17 millones de dólares (casi 15 millones de euros) en 2017, según el diario económico Bloomberg. El directivo cobró 6,5 millones de dólares de Nissan, dos de Mitsubishi y 8,5 de Renault. En Francia, el sueldo del directivo fue objeto de escándalo y solo pasó el filtro de la junta de accionistas cuando Ghosn aceptó rebajarlo en un 20%.

    Las acciones de Renault en la Bolsa de París se desplomaron más de un 10% y las de Nissan en Fráncfort más de un 7%.

    A.L.

    ¡Lucha anticorrupción! Arrestan a político en Zimbabue acusado de abuso de poder

    Trollean denuncia de robo de ‘Pick Up Nissan’ por describirlo con un dibujo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...