• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Sacha Llorenti, representante permanente de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas pidió dejar de politizar el Consejo de Seguridad y abogó porque se realice una investigación independiente e imparcial acerca del supuesto uso de armas químicas contra el pueblo de Siria.

     Durante la reunión del Consejo de Seguridad para debatir las posibles amenazas a la paz del mundo, las naciones bolivianas y rusa votaron en contra del proyecto de resolución que promueve los Estados Unidos. Manifestaron los representantes diplomáticos que el documento posee un enfoque parcializado.

    Asimismo, el embajador boliviano condenó el uso de armas químicas, al tiempo que expresó la necesidad de mantener la unidad del Consejo para impedir que los ataques con armas químicas queden impunes.

    Lamentó que haya sido considerada la votación de una resolución que ha sido rechazada por todos los miembros del Consejo de Seguridad.

    LLorenti apuntó que la investigación sobre las armas químicas es necesaria, pero debe efectuarse con una visión imparcial e independiente. Además, manifestó su apoyo a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

    Exhortó a 15 miembros de la organización internacional a abstenerse de acciones unilaterales y del uso de la fuerza, cuyas posturas podrían representar mayores amenazas para la estabilidad de toda la región del Medio Oriente y para la seguridad internacional así como la paz.

    “Toda acción unilateral es totalmente ilegal, contraviene los principios de la Carta de la ONU y afecta la estabilidad de los procesos políticos”, recalcó.

    Por su parte, el representante de Rusia ante Naciones Unidas, advirtió que Estados Unidos pretende tomar acciones unilaterales, al margen de cualquier decisión del Consejo de Seguridad.

    “Washington utilizó este proyecto de resolución como un pretexto y 15 miembros han dicho que no la adopta, ellos tomarán acciones por su cuenta, lo cual sería ilegal y una franca violación al derecho internacional”, sentenció.

    La representación de China, que se abstuvo en la votación, indicó que la OPAQ debería investigar a fondo sobre el supuesto “uso de armas químicas en Siria”, además señaló que no existía un consenso de los métodos de investigación propuesto en el proyecto de resolución impulsado por la nación estadounidense.

    Mientras tanto, el gobierno de Damasco insistió a la OPAQ a realizar las averiguaciones en la ciudad de Duma, Ghouta Oriental, en cuanto al presunto ataque químico.

    El Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados a través de un comunicado informó que Siria acogerá con beneplácito al equipo de la OPAQ, al que dará todo su apoyo para el desarrollo de la tarea con total transparencia y se base en evidencias tangibles. A su vez, reiteró que el país árabe condena el uso de armas químicas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...