• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El precio del crudo West Texas Intermediate (WTI) cayó a menos de 50 dólares por barril en Nueva York por primera vez en más de un año. Analistas se preguntan si la caída obedece a un aumento de los inventarios o es síntoma de una desaceleración económica global.

    Tras llegar a $ 75 por barril a principios de octubre, el precio del crudo referencial estadounidense ha caído aproximadamente una cuarta parte. Mientras el Brent crudo, el estándar internacional, ha tenido un descenso similar.

    La agencia Reuters asume que el significativo desplome en la cotización del marcador se atribuye a que los operadores “temen que la OPEP no actúe con decisión para reducir el superávit resurgido en el mercado global de petróleo”.

    “La situación ha generado evidente nerviosismo entre los productores del grupo y los aliados independientes. Las consecuencias de las últimas decisiones tomadas por Arabia Saudí, el mayor productor de la organización, están siendo consideradas, ya que el miércoles se hizo público que ese país elevó a un nuevo récord histórico de 11,3 millones de barriles diarios su producción.

    Presiones de Trump

    Stanley Reed, analista de El Financiero, coincide con la agencia británica sobre las causas del abrupto retroceso al atribuirlo al no cumplimiento del compromiso de Arabia Saudita que, a fin de impulsar los precios, prometió recortar su producción en medio millón de barriles por día.

    “Aparentemente, este anuncio dio lugar a una advertencia por parte del presidente Donald Trump, quien al día siguiente comentó en Twitter: “Espero que Arabia Saudí y la OPEP no recorten la producción de petróleo. ¡Los precios del petróleo deberían ser mucho más bajos en función de la oferta!”.

    Los analistas afirman que los comentarios de Trump podrían haber acentuado la tendencia del precio al crear dudas acerca de si la OPEP realizaría recortes”, señaló Reed.

    Esto ocurre a pesar de que el futuro del plan de recorte OPEP será objeto de una álgida discusión en el próximo encuentro, pautado por el grupo en Viena, con el fin de trazar las estrategias de producción para el próximo año.

    Crecimiento de las reservas

    De acuerdo con los últimos registros de la Agencia Internacional de Energía (AIE), en Estados Unidos las existencias de crudo llevan 10 semanas consecutivas en alza.

    De hecho, en la nación norteamericana las existencias de crudo sumaron 3,58 millones de barriles la semana pasada, “la racha de avances más prolongada desde noviembre del 2015”, apuntó la oficina energética.

    Desaceleración global

    “El petróleo ha entrado en nuestro escenario bajista”, dijo Norbert Rücker, jefe de investigación sobre macroeconomía y materias primas para Julius Bär Group Ltd. en Zúrich.

    “Los actuales niveles de los precios significan que los países petroleros mantendrán sus aumentos de producción o que la economía mundial está a punto de desacelerarse significativamente”, señaló.

    La lectura de un escenario como éste hace prever una discusión mucho más intensa de lo esperado en la OPEP.

    Hasta el momento, Rusia, por boca del presidente Vladimir Putin, se ha manifestado a favor de mantener el precio del crudo en 60 dólares, como una cotización “equilibrada y justa”. Sin embargo, el Brent se derrumbó hasta 2,1% y tocó los $ 57,50 en el ICE Futures Europe.

    Desaceleración económica global

    Un aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China podría profundizar la desaceleración de la economía global hasta en un punto porcentual adicional para el 2020, dijo este jueves el jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

    Trump ha impuesto este año aranceles adicionales de entre 10% y 25% a productos chinos importados por valor de US$ 250.000 millones, en respuesta a lo que considera prácticas comerciales “injustas” de Pekín, y planea subir la tasa de 10% al 25% el año que viene a otros bienes importados por US$ 267.000 millones.

    La OCDE redujo este mes la estimación de crecimiento mundial a un 3,5% para el próximo año y la misma tasa para el 2020. No obstante,  el lastre para la actividad podría ser mayor si crece la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

    Precios del petróleo se mantienen y proyectan un mercado equilibrado

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...