• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Canadá estudia romper el contrato multimillonario de suministro de equipamiento militar a Arabia Saudí firmado en 2014, declaró este lunes el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

    El contrato para suministrar 928 vehículos blindados de infantería LAV 6 a Riad, con un monto de 15.000 millones de dólares canadienses (11.500 millones de dólares estadounidenses), se considera el más ambicioso para Canadá.

    El contrato multimillonario ha sido el mayor de la historia canadiense.

    Esta venta de armas, a cargo de General Dynamics Land Systems, es la mayor en la historia canadiense.

    El motivo de la posible rescisión de contrato es el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

    “Hemos heredado el contrato por 15.000 millones de dólares (…), estamos estudiando las licencias de exportación para saber si existe la posibilidad de no suministrar esos equipos a Arabia Saudí”, dijo Trudeau al canal CTV.

    En octubre el primer ministro canadiense advirtió que la ruptura del convenio con Riad puede suponer a su país una multa de 1.000 millones de dólares canadienses (747 millones de dólares estadounidenses).

    Fuerzas Armadas saudíes.

    El periodista saudí Jamal Khashoggi, conocido por sus críticas contra el príncipe heredero del reino, fue visto con vida la última vez el 2 de octubre, cuando entró en el consulado de su país en Estambul para recoger algunos papeles.

    El diario The Washington Post, con el que Khashoggi colaboraba como columnista, denunció que el periodista había sido torturado, asesinado y desmembrado, cuando funcionarios saudíes aún se empeñaban en afirmar que había salido de la sede diplomática.

    Ante la creciente presión internacional, Riad admitió primero que Khashoggi perdió la vida en “una pelea” dentro del consulado; luego, que fue víctima de “una operación no autorizada”; y, finalmente, que se trató de un crimen premeditado, a raíz de lo cual la justicia saudí ordenó el arresto de una veintena de personas.

    Arabia Saudí sostiene que el asesinato no tuvo nada que ver con la familia real, pero The Washington Post afirmó que la CIA indica en un informe al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, como la persona que pudo haber dado la orden de matar a Khashoggi.

    Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, informó en octubre que su país no permitiría la venta de armas a Riad.

    Las relaciones entre Canadá y el reino saudita se han erosionado en los últimos meses. Riad anunció la expulsión del embajador canadiense, además de recordar la congelación de nuevas inversiones con Canadá, después de que Ottawa denunciara la detención de activistas de los derechos humanos sauditas.

    Sputnik

    Continúa leyendo…

    Alemania suspende venta de armas a Arabia Saudita por caso Khashoggi

    España considera dejar de vender armas a Arabia Saudita

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...