• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A dos meses del asesinato del periodista saudí,  Jamal Khashoggi, en el consulado de Arabia Saudita en Estambul (Turquía), continúan las investigaciones para encontrar el cuerpo del columnista del The Washington Post.

    Una publicación que ha difundido CNN   cita una  transcripción de una  grabación a la que tuvo acceso,   según más completa del asesinato de Khashoggi, el material sugiere que uno de los asesinos realizó varias llamadas telefónicas para informar a alguien de los hechos mientras otros desmembraban el cuerpo del periodista.

    Según esa fuente,  un hombre que fue identificado como Maher Abdulaziz Mutreb, un exdiplomático de Arabia Saudita que acompaña de manera habitual en sus viajes al príncipe heredero de su país, Mohamed ben Salmán, hizo al menos tres llamadas.

    El primero de diciembre se difundió que el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salmán envió al menos 11 mensajes a Saúd al Qahtani, el responsable del grupo que asesinó a Jamal Khashoggi,  alrededor de la hora en que se realizó el crimen, así  reza un informe clasificado de la CIA al que tuvo acceso The Wall Street Journal.

    Los datos apuntan a que el heredero al trono de Arabia Saudita se encuentra involucrado en el asesinato, sin embargo,  los datos difundidos por diversos medios no son oficiales sino citas de fuentes que dicen haber tenido acceso a material confidencial.

    Según el documento citado por CNN se detalla que en el audio se manifiesta la concreción del hecho “Díselo a los tuyos, la cosa está hecha, está hecha”, habría dicho Mutreb a una persona no identificada, quien tendría que informar a Saúd al Qahtani, el exasesor del MBS despedido en octubre como consecuencia del asesinato del columnista.

    Sin embargo, esta fuente del canal CNN habría indicado que tanto el presunto llamador como Salah Mohamed al Tubaiqi, jefe del Consejo Científico Saudita de Ciencias Forenses, niegan haber llamado a nadie.

    Por su parte, los agentes de seguridad de Arabia Saudita “han revisado la transcripción y los materiales grabados a través de canales de seguridad turcos” y aseguran que “en ninguno hay referencias o indicaciones de que se realizara una llamada”.

    Ante la solicitud  de Turquía  de que se extradite al grupo de personas involucradas en el crimen de Khashoggi, el ministro de Exteriores saudita, Adel al Jubeir, declaró que Riad no entregará a Ankara a esos ciudadanos “.

    Los informes anteriores proporcionados por Turquía en el que aseguran que  el periodista fue estrangulado y su cuerpo fue desmembrado quedan confirmados en esta transcripción de la grabación citada por CNN  “No puedo respirar”. Después, solo refleja los sonidos producidos por los asesinos al mutilarlo con una sierra.

    En una entrevista concedida a Al Jazeera, el jefe del departamento de investigación del periódico turco Daily Sabah, Nazif Karaman,  aseguró que  el estrangulamiento duró siete minutos y el desmembramiento otros 15.

    Asimismo, la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) concluyó que Mohamed ben Salmán dio la orden de perpetrar ese crimen. Por su parte, el Gobierno de Arabia Saudita afirmó que su investigación del caso muestra que el príncipe heredero no está implicado en los hechos.

    El País publicó que  el presidente de EE. UU., Donald Trump, aseguró el 21 de noviembre que la CIA no tenía ninguna conclusión “definitiva” sobre quién ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, a pesar de los informes de prensa que afirman que esa agencia acusa de ello al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

    El mandatario norteamericano ha sido claro, poner a Estados Unidos por encima de todo, y esto al parecer también contempla  el asesinato de una persona.

    “Es una situación muy compleja, pero es lo que hay. Para mí, todo se trata de (poner a) Estados Unidos primero”, recalcó Trump.

    El mandatario opinó que si Washington “rompiera” con Riad, “los precios del petróleo se dispararían”.

    Pareciera que la Casa Blanca  prefiere no ahondar mucho en la investigación  para cuidar  los acuerdos comerciales.

    Continúa leyendo

    Trump continuará apoyando al príncipe heredero saudí pese al informe de la CIA referente a Khashoggi

    Por caso Khashoggi: Senado estadounidense busca acabar con el apoyo militar a la coalición saudí

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...