• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El gobierno español y el de la Generalidad Valenciana acordaron acoger
    en el puerto de Valencia al barco Aquarius que navega con más de 600
    inmigrantes para evitar que ocurra una catástrofe humana.

    La petición fue hecha por la Organización de Naciones Unidas (ONU)
    luego de que al barco le fuese negado atracar en puertos italianos y
    maltianos.

    Así lo informó el Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno de España
    a Ximo Puig presidente de la Generalidad de Valencia. Los 629
    inmigrantes que viajan en la nave náutica rescatada por MSF pertenece
    a la ONG francesa SOS Méditerranée.

    En el barco viajan además 123 niños y siete mujeres embarazadas. Una
    de ellas trajo su bebé al mundo anoche, dijo Joan Ribó, alcalde de
    Valencia al ofrecer la ciudad para que estas personas logren llegar a
    tierra.

    En ese sentido, el Gobierno valenciano convocó a una Comisión Mixta
    tutelada por la Generalidad para este marte a las 16:30 de la tarde, a
    fin de brindar atención y refugio a todas estas personas localizadas
    en el barco Aquarius que han sido desplazadas de su nación
    forzosamente.

    En la comisión mixta estarán participando funcionarios de Sanidad,
    Educación e Igualdad y Políticas Inclusivas, la Federación Valenciana
    de Municipios y Provincias, las Diputaciones, la Universidad de
    Valencia y las entidades Accem, Cepaim, Cear, Cáritas, Acnur y Cruz
    Roja.

    Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra agradeció la
    “rapidez” con la que reaccionó el Gobierno de España y “la nueva
    sensibilidad” que hay en ese Ejecutivo hacia las personas refugiadas.

    Oltra anunció que a la reunión de la comisión también asistirán
    representantes del Ayuntamiento de Valencia. Lugar donde será la
    primera acogida de estas personas, y de la Autoridad Portuaria de
    Valencia “que abre su puerto a la solidaridad, al derecho humanitario
    y a acoger a las personas que huyen del horror, de los conflictos
    bélicos, las bombas y las miserias”.

    El ministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga,
    Matteo Salvini, confirmó que el barco al que le negó desembarcar en
    Italia se dirige hacia España.

     

    Los migrantes en Aquarius están al colapso

    Las informaciones de los periodistas a bordo del barco Aquarius tales
    como RNE Sara Alonso y el fotoperiodista Óscar Corral junto a una
    tercera reportera de El País- advierten que la comida se acabará en
    breve y el calor aprieta en la cubierta donde los migrantes esperan
    agrupados bajo lonas, pero ya no hay espacios y el barco no se mueve.

    La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y el de Valencia, Joan Ribó, han
    ofrecidos sus puertos. Sin embargo, el presidente de la Generalidad,
    Ximo Puig, ha trasladado su autorización al Gobierno para realizar esa
    acogida.

    “La gente está preocupada porque no tiene información, quieren que les
    dejen cargar el teléfono móvil para hacer llamadas y avisar a su
    familia y estamos en medio del Mediterráneo”, relató Oscar Corral,
    fotoperiodista y agregó que “empiezan a saltar chispas por cuestiones
    de espacio; los migrantes se están agrupando por nacionalidades y se
    están creando guetos“.

    Los médicos sin fronteras expresaron que “la mayoría de los
    inmigrantes presenta síntomas de cansancio y deshidratación y mareos
    que el personal del barco puede atender”, dijo Corral al señalar
    que la situación puede empeorar si se mantiene mucho más tiempo en
    “hacinamiento y estrés”.

    De acuerdo a los galenos, 15 personas presentan quemaduras químicas
    serias en el cuerpo debido a la mezcla entre el agua del mar y el
    gasóleo durante la travesía.

    No obstante, otrora 790 inmigrantes, rescatados ayer en el
    Mediterráneo, esperan en otro barco de la Guardia Costera italiana a
    que también se les indique un puerto para desembarcar.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...