• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En el marco del debate por la legalización del aborto en Argentina, traemos a contexto el resultado del referedúm en Irlanda, donde 1.429.09 (66,5%) de irlandeses dieron el “sí” a favor del aborto bajo cualquier circunstancia, antes de las primeras 12 semanas de embarazo. En tanto, en caso de problemas de salud, sería antes de las 24 semanas de gestación; superando a los 723.632 (33,6%) de personas que eligieron “no”.

    De esta manera, las mujeres irlandesas logran ser libres en la toma de una decisión que no sólo cambiará sus vidas, sino la de la sociedad en la que viven, con la posibilidad de escoger ser o no ser madre.

    El presidente de Irlanda, Leo Varadkar (quien apoya la causa), aseguró que la legislación será aprobada antes del fin de año. Desde 1983, con la Octava Enmienda, en Irlanda solo era posible abortar en caso de existir “un riesgo verdadero e importante” en la salud de la persona; mientras que en 1992, se aprobó que las mujeres pudieran salir del país para abortar.

    ¿Qué hicieron para darle fuerza a la legalización?

    Los militantes proaborto defiendieron su argumento, valiéndose  de casos ocurridos a nivel nacional, como el de Savita Halappanavar en 2012, una mujer de 31 años de edad que acudió al hospital universitario de Galway (oeste) alegando tener fuertes dolores de vientre. Tras una revisión, los médicos le explicaron que estaba perdiendo al bebé, pero no podían retirárselo ya que el corazón aún latía.

    Savita explicó que ella no era católica y no tenía problema en abortar. Sin embargo, los doctores le respondieron que Irlanda sí era católica y no podían intervenirla. Dos días después, el corazón del bebé se detendría, al igual que el de su madre, Savita.

    Según Varadkar,  desde hace 10 a 20 años viene ocurriendo lo que se denomina una “revoluión tranquila”, con una serie de reformas como la aprobación del divorcio (1995), el matrimonio homosexual (2015) y ahora la legalización del aborto (2018).

    Argentina, al igual que Irlanda, es un país de fuerte influencia de la Iglesia católica, sin embargo, ambos han aprobado el matrimonio igualitario como reformas históricas de inclusión y respeto por la diversidad.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...