• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las acusaciones de EE. UU. contra un ciudadano chino que fue extraditado desde Bélgica a solicitud de Washington bajo la acusación de espionaje económico, son completamente falsas, dijo el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang.

    “Las acusaciones de EE. UU. son totalmente falsas”, aseveró Lu en una rueda de prensa este jueves.

    Asimismo, expresó la esperanza de que Estados Unidos examine la situación y garantice que se respeten los derechos e intereses legítimos del ciudadano chino, de conformidad con la ley.

    El diplomático chino espera que en sus declaraciones EE. UU.  tome en cuenta los intereses de los pueblos de los dos países.

    “Las relaciones bilaterales de China y Estados Unidos han evolucionado a lo largo de los años, y nuestros intereses se han interrelacionado mucho; mantener y desarrollar buenas relaciones entre China y EE. UU. sin duda beneficia a los dos Estados y a los pueblos de ambos países”, dijo.

    Bélgica extraditó a EE. UU. a un empleado del Departamento de Seguridad Interior de la República Popular China, a su vez, el Departamento de Justicia estadounidense le acusó de espionaje económico.

    Yanjun Xu, también conocido como Qu Hui y Zhang Hui, es acusado de conspiración para cometer espionaje económico y robo de secretos comerciales a varias compañías estadounidenses relacionadas con la industria espacial y el sector de la aviación.

    El acusado fue extraditado el martes desde Bélgica, donde fue arrestado en abril a petición de Estados Unidos, y su caso será considerado por un tribunal en el estado estadounidense de Ohio.

    El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Ray, en una audiencia del Senado declaró con anterioridad que China representa una amenaza para la contrainteligencia estadounidense.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, aseveró que China está intentando intervenir en las elecciones estadounidenses.

    En respuesta a las acusaciones de Trump, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China  declaró que Pekín no interfiere en los asuntos internos de otros países y rechaza las acusaciones infundadas en su contra.

     

    Otras notas de interés

    Consecuencias de la gran estocada de China a EE. UU. en la industria petrolera

    China: Negociar con EE.UU. “con una navaja en el cuello” es imposible

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...