• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Si algo ha hecho el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es acelerar la carrera armamentista en países que sienten cada vez más amenazados sus territorios con las políticas estadounidenses, entre ellos China y Rusia.

    Washington, por ejemplo, tensó más la cuerda en el tema nuclear cuando a finales de enero de este año anunció que suspendería sus obligaciones del tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por su siglas en inglés) que mantiene con Moscú, a partir del sábado 2 de febrero.

    Ante este escenario, la administración china, que desde el año pasado enfrenta una guerra comercial desatada por Trump, trabaja para ampliar sus capacidades navales con el objetivo de igualarlas a las de la Casa Blanca.

    Es por eso que planea desarrollar seis portaviones, cuatro de ellos nucleares, hasta el año 2035, reseñó Sputnik.

    Parece que el supercañón de riel electromagnético ya está listo. Foto: Web.

    En la actualidad, Pekín solo tiene un portaviones, denominado Liaoning, que compró a Ucrania en 1998 y luego modernizó en su territorio. Hay otro que construyeron totalmente en el país, el Type 001A, pero está en período de prueba.

    Una novedad se presentó la segunda semana de enero, cuando en redes sociales circularon imágenes del supercañón de riel electromagnético chino, las cuales hicieron suponer que ya está listo, lo que significa un adelanto en el desarrollo de esta superarma que se preveía estaría lista para 2025.

    “El país necesita seguir desarrollándose hasta que esté al mismo nivel que Estados Unidos”, afirmó Wang Yunfei, un experto naval y oficial retirado de la Armada china, a South China Morning Post (SCMP).

    El plan del gigante asiático es ambicioso. El año pasado empezaron la construcción de su próximo portaviones convencional de propulsión diesel, el Type 002, que será el primer buque chino equipado con el Sistema Electromagnético de Lanzamiento de Aeronaves (EMALS), similar al utilizado en las embarcaciones de EE. UU. y capaz de catapultar con más rapidez las aeronaves , refirió Sputnik. 

    El experto militar Song Zhongping aclaró que ese podría ser el único con ese tipo de tecnología, porque los próximos contarán con una propulsión nuclear y deben ser construidos y entrar en servicio para el año 2035.

    De esta manera, China elevaría el número total de portaviones a al menos seis, aunque solamente cuatro serán utilizados en la línea del frente, agregó  Zhongping.

    Uno de los frentes que la administración de Xi Jinping busca proteger es el de las islas del mar de China Meridional, pues Washington afirma que esta zona “no pertenece a nadie” y defiende “la libertad de navegación”, mientras China reclama casi el 90 % de esa zona.

    Esa controversia ha generado disputas entre ambos Gobiernos y ofensivas de parte de Washington, con el envío de aviones y buques de guerra, por lo que los asiáticos barajan la opción de fortalecer sus despliegues en la zona.

    EE. UU. se queda atrás: China posee un supercañón de riel electromagnético

    EE. UU. inicia retiro del INF y abre las puertas a una era de tensión nuclear

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...