• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Reproducción de asientos de inodoro en 3D y reemplazo de tazas de metal para recalentar líquidos en vuelos largos, son algunos de los objetos de uso cotidiano en los que el Pentágono de los Estados Unidos malgasta numerosas sumas de dinero. En simultáneo pide a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) incrementar sus gastos de defensa.

    Un total de 56 mil dólares costó al escuadrón de la base aérea Travis (California, EE. UU.) sustituir la tazas de metal en tres años, el derroche de dinero de cada una fue de 1.220 dólares en 2018; mientras que la Fuerza Aérea estadounidense dispuso 32.000 dólares para cambiar  25 de esos recipientes.

    Dan Grazier, miembro de la organización sin fines de lucro Project On Government Oversight y antiguo marine, explicó que cuando el Pentágono firma un contrato no exige derechos de datos. Por ello, los contratistas aumentan los costos en las reparaciones y repuestos.

    “No hay manera de justificar ese precio”, dijo Will Roper, subsecretario para Adquisición, Tecnología y Logística de la Fuerza Aérea estadounidense

    Will Roper, subsecretario para Adquisición, Tecnología y Logística de la Fuerza Aérea estadounidense, indicó que comprar un asiento de inodoro nuevo para un avión C-17 le sale al Pentágono en 10 mil dólares para suplir los existentes.

    “No cuesta tanto, pero para que la compañía fabrique debe interrumpir su producción y,eso le genera perdidas de ingresos y beneficios“, comentó Roper.

    Por el costo de la sustitución de los inodoros, Chuck Grassley, senador republicano por Iowa, escribió al inspector general adjunto del Departmento de Defensa, Glenn A. Fine, que “no hay manera de justificar ese precio“.

    Además, para solucionar el reemplazo de las tazas de metales que han sido considerados como gastos  injustificable para la administración del Pentágono y para ahorrar recursos, los Aviadores del programa de innovación Phoenix Spark  producen asas con un diseño diferente. Esta modificación que alargaría el tiempo de uso del objeto llegaría al organismo de seguridad de EE. UU. mediante la impresión en 3D de repuestos por unos 50 centavos.

    Empresa de EE. UU. distribuirá planos para crear pistolas 3D

    Loading...
    Loading...