• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de 53 mujeres católicas redactó una carta abierta dirigida al papa Francisco para exiger transparencia e instarlo a romper el silencio que ha mantenido respecto a las acusaciones contra el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, implicado en el escándalo de abusos sexuales.

    Desde su publicación el pasado 30 de agosto, la petición fue firmada por más de 26 mil personas. El documento no está patrocinado por ningún grupo u organización, según lo explica la misiva.

    Las autoras aseguran que se sienten “enojadas, traicionadas y desilusionadas” por las declaraciones del sumo pontífice, que se negó a confirmar o desmentir las declaraciones del arzobispo y exembajador del Vaticano en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, quien lo acusó a él y a otros miembros de la Iglesia de haber encubierto al clérigo norteamericano.

    “Para su rebaño herido, papa Francisco, sus palabras son inadecuadas. Arden, recordando el clericalismo que recientemente condenó. Necesitamos liderazgo, verdad y transparencia. Nosotros, su rebaño, merecemos sus respuestas ahora”, expresaron las creyentes.

    Creyentes católicas “enojadas y traicionadas” exigen al Papa transparencia en casos de abusos sexuales

    Foto. Web

    Sofocación sistemática

    Ante lo que califican de “sofocación sistemática” de la Iglesia Católica, Asociaciones estadounidenses de víctimas de sacerdotes pedófilos se unieron al petitorio reclamando además que el Vaticano haga público el expediente del exprelado McCarrick.

    Peter Isley, de la organización Ending Clerical Abuse (ECA), dijo que el expediente “destaca hechos sobre cómo el papa Francisco y otros dos papas, Benedicto y Juan Pablo, han encubierto el abuso sexual de un religioso”. “Esto nos traerá respuestas”, agregó.

    En una conferencia de prensa frente a la embajada de la Santa Sede en Washington, rechazó de igual manera a las corrientes “liberales y conservadoras” de la iglesia.

    cardenal Theodore McCarrick

    Foto: Web

    Isley denunció que “hay una red criminal dentro de la iglesia católica (…) que está cubierta por obispos de ambos lados que deben ser expuestos y procesados, y el caso (McCarrick), aclarará esto”, afirmó.

    Becky Ianni, directora de la red de sobrevivientes a los abusos de los sacerdotes (SNAP) denunció por su parte “la cobertura sistemática de abuso sexual” del Vaticano. Mientras que la abogada de SNAP, Pamela Spees calificó la misiva de Vigano de parecer “muy oportunista” y solicitó una investigación federal sobre las acusaciones contra la iglesia y cómo los sacerdotes condenados por pedofilia han escapado a la persecución por ser transferidos al exterior.

    Iglesia dividida

    La acusación ha causado problemas dentro de la Iglesia, que ahora se encuentra dividida entre la tendencia liberal defendida por el Papa argentino, y una corriente ultraconservadora opuesta al pontífice.

    “Hay una red criminal dentro de la iglesia católica que está cubierta por obispos de ambos lados y que deben ser expuestos y procesados, y el caso (McCarrick), aclarará esto” señala Peter Isley de Ending Clerical Abuse.

    La controversia sobre un supuesto encubrimiento de alto nivel en los casos de abusos sexuales de la Iglesia en Estados Unidos. El arzobispo Carlo María Vigano, enviado del Vaticano en Washington entre 2011 y 2016, desató una tormenta cuando afirmó la semana pasada que el papa Francisco ignoró sus advertencias en 2013 sobre presuntos abusos cometidos por el cardenal estadounidense Theodore McCarrick.

    Las declaraciones de Vigano aumentaron las especulaciones sobre una campaña contra el pontífice por parte de conservadores de la Iglesia en Estados Unidos, donde vive la cuarta población católica más grande del mundo, según datos del gobierno de ese país.

    Creyentes católicas “enojadas y traicionadas” exigen al Papa transparencia en casos de abusos sexuales

    Foto: Web

    “Es un momento de confusión para todos nosotros”, dice Paul Elie, investigador del Centro Berkley para la Religión, la Paz y Asuntos Mundiales en la Universidad Georgetown.

    De un lado, cardenales como el progresista Joseph Tobin de Newark, Blase Cupich de Chicago y Robert McElroy de San Diego se apresuraron a la defensa del pontífice, denunciando a Vigano como un “guerrero ideológico” conservador. Mientras que otras figuras de la Iglesia, como los obispos Joseph Strickland de Texas y David Konderla de Oklahoma se unieron al cardenal Raymond Burke, un testaferro estadounidense conservador en el Vaticano, para respaldar las afirmaciones de Vigano.

    Para Elie, estas voces discrepantes son el resultado directo de la tolerancia de Francisco a los diferentes puntos de vista. “Debido a que Francisco no está inclinado a un estilo autoritario, ha permitido que se exprese abiertamente un grado mucho mayor de disidencia que sus predecesores”, aseguró a AFP. “La gente ahora habla por sí misma mucho más de lo que solía hacerlo”, finalizó.

    Continúa leyendo…

    Papa Francisco condena “atrocidades” de sacerdotes en Pensilvania

    Exnuncio de EE. UU. acusa al Papa de anular sanciones contra arzobispo en caso de abuso infantil

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...