• El Ciudadano | Edición Internacional
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Las amenazas de EEUU y sus aliados contra Siria se convirtieron en realidad este sábado, 14 de abril, cuando Trump ordenó bombardear el país en respuesta al presunto ataque químico que habría tenido lugar en la ciudad de Duma y del que todavía no hay ninguna prueba concluyente.

    Tras el ataque perpetrado, en las últimas horas han sido muchos los políticos y países que se han hecho eco de la violación de los principios básicos del derecho internacional  por parte de EEUU y sus aliados, entre los que se encuentra Hua Chunying , portavoz del Ministerio de Exteriores chino.
    En declaraciones recogidas por la agencia Ria Novosti, Chunying ha sostenido que “la Carta de la ONU define claramente la situación en la que se puede utilizar la fuerza militar. Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, al atacar a Siria han violado el principio básico del derecho internacional sobre la prohibición del uso de la fuerza militar“.

    Asimismo, la portavoz china aseveró que “ignorar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y usar unilateralmente la fuerza militar contra otros países bajo el pretexto de una intervención humanitaria no cumple con las normas del derecho internacional“.

    Pero las críticas no han llegado solo desde China. Diversos partidos y políticos españoles también han criticado la acción llevada a acabo por EEUU y sus aliados.

    Héctor Gómez, secretario de relaciones internacionales del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), expresó que “se debería haber esperado a los resultados de la investigación de la OPAQ, que está acreditada internacionalmente, y así poder articular una respuesta conjunta de la comunidad internacional”.

    En tanto, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, arremetió en su cuenta de Twitter contra el ataque unilateral llevado a cabo por Trump, asegurando que este desprecia la “legalidad internacional”.

     

    Rusia en Londres: “Es una hipocresía afirmar que el ataque a Siria es para salvar vidas”

    Después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ya denunciara este sábado que el ataque perpetrado por EE.UU contra Siria no hace más que empeorar la situación y favorecer a los terroristas, la embajada rusa en el Reino Unido ha denunciado a través de su sitio web que el uso por parte de Reino Unido del concepto de “intervención humanitaria” para justificar el ataque llevado a cabo  “es un reconocimiento directo de la ilegalidad de los ataques aéreos” perpetrados.

    Moscú ha aseverado que es “una hipocresía” afirmar que el ataque a Siria es “para salvar vidas (…). Vamos a dejar los detalles legales a los abogados. Pero no se necesita una profunda experiencia para ver que se trata de un ataque con un pretexto falso, una base legal falsa y un motivo falso“, han sostenido.

    EEUU bombardeó un centro sirio que producía fármacos anticáncer

    De acuerdo a los últimos informes revelados, uno de los objetivos atacados por la Casa Blanca este sábado bajo el pretexto de contener en su interior armas químicas fue un centro de investigación especializado en la fabricación de medicamentos contra el cáncer, situado cerca de Damasco.

    No obstante, dicho lugar ya había sido declarado limpio por  la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

    “Era un laboratorio de análisis en donde se llevaban a cabo ensayos sobre productos químicos utilizados en los productos alimenticios, los medicamentos y los juguetes para niños. Producíamos además medicamentos contra el cáncer o antídotos para el veneno de escorpión y de serpiente”, explicó Said Said, un ingeniero que trabaja en el centro a la agencia de noticias Reuters.

    Said agregó que “si hubiese armas químicas en el edificio, no estaríamos aquí. Mis colegas y yo llegamos a las 05:00 de la mañana. Si hubiese armas químicas, tendríamos que usar máscaras y tomar otras medidas de protección para quedarnos aquí”.

    Cabe recordar que el lanzamiento de misiles por parte de EEUU, Francia y Reino Unido tuvo lugar este sábado, después de que la pasada semana Occidente acusara al gobierno de Bashar al Assad de haber perpetrado el 7 de abril un ataque químico en la ciudad de Duma, en Guta Oriental sin dar tiempo a que la OPAQ investigara el presunto incidente.

    En tanto, Rusia y Siria han negado el uso de armas químicas por parte del gobierno, asegurando que se trata de un pretexto falso para justificar la intervención de occidente en el país.

    El 13 de abril, un día antes del ataque lanzado por la Casa Blanca, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, aseveró que Moscú tiene “datos irrefutables” de que el presunto ataque químico es “una nueva puesta en escena y en ella participaron los servicios secretos de uno de los Estados que se desvive por estar en la vanguardia de la campaña rusófoba“.

     

     

    Loading...