• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Trabajadores que participaron  en las labores de emergencia de la Central nuclear de Fukushima entre marzo y diciembre de 2011, a raíz del sismo que causó daños en la planta, han sido diagnosticado con cáncer, sin embargo  el gobierno de Japón  ha reconocido  solo  la muerte de uno de los empleados de  la central.

    La víctima, de unos 50 años, padeció un cáncer de pulmón tras prestar su apoyo en las labores  de marzo de 2011,  informaron  medios locales.

    Según la agencia de prensa Jiji News, el gobierno japonés pagó indemnizaciones en otros cuatro casos en los que empleados habían enfermado de cáncer después del desastre.

    Es la primera vez, sin embargo, que reconoce una muerte vinculada a la exposición a las radiaciones en el recinto de la central.

    Después de la catástrofe nuclear, el empleado fallecido se encargó de medir la radiación en la central y, según las informaciones disponibles, trabajó con una máscara y un uniforme de protección. Se le diagnosticó la enfermedad en febrero de 2016.

    Según detalló la cadena BBC, el hombre había comenzado a trabajar en 1980 y de igual forma se encargaba de medir los niveles de radiación en la planta de Fukushima.

    Al construir la Central nuclear se pasó por alto un detalle de suma importancia: se localizaba en una zona costera que estaba expuesta a las inclemencias sismológicas de las fallas geológicas características de la región.La planta fue diseñada por la compañía General Electric —y construida por Tepco— en un anclaje a suelo firme excavando 25 metros por debajo del nivel de piso, lo cual provocó la estabilidad esperada para los edificios de los reactores.

    A pesar de saberse que en la zona podían darse tsunamis de más de 38 metros, la central solo contaba con un muro de contención de 6 metros y numerosos sistemas esenciales se encontraban en zonas inundables.

    El 11 de marzo de 2011, un sismo de magnitud 9.1 grados  causó un grave accidente en la central de Fukushima en el que trabajadores se vieron expuestos a la radiación.

     

    Fuente: El Big Data

    DS.

    Continúa leyendo

    Crecen extrañas ‘margaritas mutantes’ junto a la planta nuclear de Fukushima

    Japón: planta química explota y deja un muerto, además de varios heridos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...