• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Ante la toma de la palabra en la sesión de la Organización de Naciones Unidas (ONU), varios delegados de países latinoamericanos, abandonaron el recinto en lo que podría llamarse protesta o desacuerdo con la presencia del mandatario brasileño Michel Temer.

    Los representantes de estos países protestaban  de esta forma por las serias dudas de la legitimidad del Gobierno de Temer, quien llegó al poder después de un proceso de ‘impeachment’ ejecutado contra Dilma Rousseff que para estos líderes no fue más que un “golpe de Estado” camuflado.

    El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, José Serra, minimizó el desplante de varios países hacia el presidente Michel Temer cuando los representantes de Bolivia, Cuba, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Costa Rica abandonaron el recinto de la Asamblea de las Naciones Unidas ante su presencia.

    Ante este hecho el canciler de ese país indico que no se dio cuenta del movimiento y lo supo por un comunicado que le hicieron, además indicó que “La ONU tiene cerca de 200 miembros, no nos olvidemos de eso. No me parece una proporción significativa. Desde el punto de vista internacional el impacto es próximo a cero”, dijo en declaraciones a la prensa desde el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

    Temer asegura en la ONU que Brasil está orgulloso de acoger a venezolanos

    El presidente brasileño Michel Temer remarcó este martes en la ONU que Brasil está orgulloso de acoger a inmigrantes venezolanos y a refugiados de otros países.

    “Sabemos que la solución a la crisis vendrá cuando Venezuela encuentre el camino del desarrollo”, dijo Temer, añadiendo que Brasil tiene “orgullo” de su tradición de acogida porque el brasileño es un pueblo forjado en la diversidad: “Hay un pedazo del mundo en cada brasileño”.

    El presidente no mencionó al Gobierno de Nicolás Maduro y se limitó a mencionar las medidas que Brasil está llevando a cabo para facilitar la integración de los venezolanos en el país.

    Además, recordó que su Gobierno construyó nuevos albergues en la región fronteriza, que promueve la interiorización de migrantes distribuyéndolos en distintas zonas del país, ofreciendo asistencia sanitaria, escolarizando a los menores y emitiendo los documentos necesarios para que puedan buscar trabajo.

    El presidente subrayó que fiel a esa tradición de acogida Brasil aprobó el año pasado una nueva Ley de Migración, una legislación “moderna” que reconoce los beneficios de la inmigración y desburocratiza los trámites para poder ingresar y permanecer en Brasil.

    La democracia de Brasil es sólida y vibrante

    El presidente brasileño, Michel Temer, aseguró este martes que la democracia de Brasil es sólida, en el marco de su último discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas previo a las elecciones presidenciales que se realizarán en octubre.

    “La alternancia de poder es el alma de la democracia, la nuestra es vibrante, con instituciones sólidas; transmitiré a mi sucesor las funciones presidenciales, con la tranquilidad del deber cumplido”, dijo el líder brasileño ante la comunidad internacional.

    Temer recordó que dentro de dos semanas los brasileños escogerán a los líderes que comandarán el país a partir de enero de 2019, y añadió: “Así ha sido en los últimos 30 años y así debe de ser siempre”.

    Antes de despedirse, el líder del Ejecutivo brasileño remarcó algunos de sus logros, haciendo énfasis en que el país venció la peor recesión de su historia, que las cuentas públicas están en orden y que se está volviendo a crear empleo.

    “Devolvimos el país al camino del desarrollo, el Brasil que entregaré es mejor que el Brasil que recibí”, destacó.

    Temer llegó al poder en mayo de 2016, tras un proceso de “impeachment” contra la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016).

    Al pasar de vicepresidente a líder del Gobierno Temer dio un giro radical al programa de su antecesora y estableció unas políticas de austeridad y recortes para hacer frente a la crisis del país que según su criterio dieron sus frutos.

    “El próximo Gobierno y el próximo Congreso Nacional encontrarán bases consistentes sobre las que podrán seguir construyendo un Brasil más próspero y más justo”, aseguró Temer.

    Temer fue el primer jefe de Estado en pronunciar su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, tal como manda la tradición desde 1947, cuando se inició con el discurso del entonces jefe de la delegación brasileña, Osvaldo Aranha.

    Antes de su discurso, el presidente brasileño se reunió brevemente con el secretario general de la ONU, António Guterres.

    Tras su discurso, el presidente brasileño se reunirá en Nueva York con su homólogo colombiano, Iván Duque, y con los líderes de los países del Mercosur.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...