• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La situación actual de los inmigrantes en Estados Unidos es crítica. Las continuas medidas impulsadas por el gobierno de Donald Trump amenazan con mantener como ilegales o deportar a miles de personas acogidas al Estatus Protegido. Cuesta imaginar la realidad en que se encuentran inmersos.

    Por un lado está la imposibilidad de trabajar de forma legal y la perdida de los derechos ciudadanos consagrados por los estadounidenses, por otro se encuentra la deportación. Esta supone en la mayoría de los casos (Salvador,Haití, Nicaragua, México) volver a contextos mucho más vulnerables y en algunos casos significa perder una vida formada por años en el territorio norteamericano.

    El New York Times publicó la historia de un inmigrante mexicano, padre de familia, deportado tras 30 años de vida en Estados Unidos. A continuación presentamos extractos de la historia.

    “Jorge García Martínez es padre de dos hijos, vivía en un suburbio de Detroit, Michigan, y llegó a Estados Unidos hace tres décadas, ingresado de manera ilegal cuando tenía 10 años. El lunes fue deportado a México después de que su expulsión había sido pospuesta durante mucho tiempo”.

    “Estamos devastados. Estamos tristes, estamos deprimidos”, dijo Cindy García, su esposa, en una entrevista telefónica el martes. “Estamos tratando de ser fuertes, de calmarnos y contar nuestra historia”.

    Durante la historia se refieren particularmente a las dificultades que significa tramitar la nacionalidad, retratando así el drama de millones de inmigrantes.

    “El proceso para intentar conseguir una green card es muy difícil. No fue la excepción para García Martínez, uno de más de once millones de inmigrantes que viven sin documentos en Estados Unidos”.

    “Las entrevistas y el proceso de las green cards es extraordinariamente lento y desafiante”, dijo Sara Curran, una experta en inmigración y directora del Centro de Estudios Demográficos y Ecológicos en la Universidad de Washington.

    “García Martínez todavía intenta conseguir una green card, dijo su esposa. Pero podría tomar hasta dieciocho meses lograr una visita con el consulado en México. Ella pide a los demás a ser compasivos hacia el tema de la inmigración.“Conoce los hechos antes de formarte un juicio”, dijo ella. “Y date cuenta de que niños son afectados emocional y psicológicamente”.”

    Fuente: New York Times

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...