• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El conflicto desencadenado entre Arabia Saudí e Irán han librado en Yemen desde el mes de marzo del 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha registrado hasta la fecha 6.592 civiles fallecidos, más de 10.470 heridos y van más de 16.000 ataques.

    Esta guerra sangrienta ha convertido a la nación en la más pobre del Golfo Pérsico.

     

    Más de 5 millones de niños, se hallan al borde de la hambruna en Yemen

     

    “Desperté con el grito de mi hijo mayor diciendo que habían atacado el autobús de los niños. Corrí al mercado y supe que era Yusef por su ropa”, relató Salah Abdalá recordando aquella devastada mañana en la que un ataque aéreo se llevó a su  Yusef de 9 años.

    Fue el 9 de agosto, cuando un bombardeo de la coalición de Arabia Saudí, segó la vida de 26 niños y niñas que esperaban en un vehículo que se encontraba estacionado en Dhahyan, pueblo ubicado en Yemen.

    Ante esta tragedia Abdalá agregó “¿por qué nos atacaron? Somos gente sencilla. No tenemos nada que ver con las guerras, perdimos lo más preciado que teníamos y debimos recoger las porciones de nuestros hijos con nuestras propias manos y darles sepultura. No hay algo más horrible para un padre, que vivir eso que nos hicieron”.

     

     

    Yemen la nación más pobre del Golfo Pérsico

    Esta es tan solo una de las expresiones de miles de padres que han perdido a sus pequeños, porque son ellos quienes más han sufrido esta guerra sin tregua y por las consecuencias de dos naciones como Francia y EE.UU., quienes no han querido cesar sus deportaciones de armas hacia Yemen.

    El negocio más rentable, las armas

    Fatik al Rodaini, activista de derechos humanos, desde Saná, la capital yemení denuncia que “es un crimen de guerra atacar en contra las escuelas, hospitales o mercados, son los que más han sufrido”.

    La organización de los DD.HH lleva tres años exigiendo el fin de la venta de armas y artefactos explosivos a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, Occidente. Este ha sido uno de los negocios más rentable y sucio de la historia. “Como una guerra donde los que mueren son niños y que a  su vez traiga como consecuencia la pobreza extrema, pueda ser un negocio”, agregó Rodaini.

    Las armas son el negocio más rentables para las élites Yemen ya no es un país sino una colección de varios centros de poder que compiten entre sí.

     

    También puedes leer…

     

    ONU impulsa plan de paz para Yemen

     

    Arabia Saudita culpa a Yemen de ataques

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...