• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Científicos descubrieron un enorme cráter originado por el impacto de un asteroide y que se ha mantenido oculto bajo una espesa capa de hielo en el noroeste de Groenlandia y que podría ser uno de los 25 huecos más grande en el planeta.

    La NASA en un comunicado explicó que dicho cráter, se ha convertido en el primero hallado bajo el hielo de la isla, posee unos 300 metros de profundidad y más de 30 kilómetros de diámetro. Los investigadores consideran que su área es más grande que la de la ciudad de París.

    El grupo, liderado por investigadores del Centro de GeoGenetics de la Universidad de Copenhague en el Museo de Historia Natural de Dinamarca, trabajó durante tres años, para verificar el descubrimiento, que realizaron inicialmente en julio de 2015 y que les permitió utilizar datos de la NASA.

    De acuerdo con el estudio, publicado en la revista Science Advances, el cráter se formó hace menos de 3 millones de años, cuando un meteorito de hierro de unos 800 metros de ancho se estrelló contra el noroeste de Groenlandia. La depresión resultante fue cubierta posteriormente por el hielo.

    Pero, lo que mantienen en asombro a los científicos es que esté “excepcionalmente bien conservado”, puesto que el hielo de glaciar es “un agente erosivo increíblemente eficiente que habría eliminado rápidamente las huellas del impacto”, precisó Kurt Kjær, autor principal del estudio.

    Kjær sostuvo que la abertura indica que el impacto pudo ocurrir  probablemente durante el Pleistoceno, hacia el final de la última era glacial, tal vez tan solo hace unos 12.000 años, siendo este cráter entre los más jóvenes del planeta. Aunque son necesarios más estudios para poder precisar la fecha.

    Cuando los estudiosos se percataron de la existencia del cráter, decidieron enviar un avión de investigación del instituto alemán Alfred Wegener para sobrevolar el glaciar Hiawatha y cartografiar el área con un nuevo y potente radar de hielo desarrollado por la Universidad de Kansas (EE. UU.).

    Ese radar de última generación “superó todas las expectativas e imaginó la depresión con un detalle asombroso”, comentó Joseph MacGregor, un glaciólogo de la NASA que también participó en la investigación.

    Para confirmar los hallazgos del radar, se realizaron estudios posteriores de la roca cercana al pie del glaciar y de sedimentos arrastrados a través de un canal de agua de deshielo que detectaron la presencia de cuarzo, vidrio y otros elementos relacionados con el impacto del meteorito. El próximo paso en la investigación es fechar con precisión el momento del impacto y determinar si afectó y cómo al clima de la Tierra.

    Sigue leyendo…

    Clip | OVNI avistado sobrevolando el cráter de Yellowstone podría ser una ‘señal de erupción’, advierten ufólogos

    Una madre murió junto a su esposo e hijo de 11 años, luego de caer a un cráter volcánico. Solo sobrevivió su hijo menor

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...