• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Duras políticas antiinmigración avanzan por el mundo. Por un lado, las empuja Estados Unidos y, por el otro, países europeos como Dinamarca, que ahora pretende aislar en una isla deshabitada a aquellos migrantes a los que se les haya denegado el asilo y no se los pueda deportar a su país de origen.

    Hasta ahora, es solo una propuesta “enfocada en mantener la ley y el orden” del Gobierno de coalición de centroderecha, junto al xenófobo Partido Popular Danés (DF), pero ya se incluyó en los presupuestos del próximo año.

    Se recibirá un máximo de 125 antiguos convictos extranjeros y de solicitantes de asilo. Foto: AP.

    El islote en el que recluirían a los migrantes, a partir de 2021, es el Lindholm, de siete hectáreas (70.000 metros cuadrados), donde hay una cárcel en desuso.

    “Los extranjeros que han abusado de la confianza de la sociedad danesa y cometido actos criminales deben tener las condiciones más austeras posibles y ser controlados de forma consecuente. No son deseados”, dijo hace unos días la ministra de Integración, Inger Støjberg.

    Sin embargo, la propuesta debe ser aprobada por el Parlamento danés en una sesión que aún no está programada, reseñó El País.

    El Gobierno envía un duro mensaje a los migrantes para que no ingresen al país. Foto: Web.

    Para 2019, se tiene previsto empezar los trabajos de preparación del lugar. Lo primero que harán las autoridades es vaciar la isla para llevar a cabo las obras de acondicionamiento del antiguo centro penitenciario.

    Si se aprueba la medida, allí se recibirá a un máximo de 125 antiguos convictos extranjeros y de solicitantes de asilo cuyas peticiones hayan sido rechazadas o que hayan sido condenados por delitos penales o relacionados con las drogas y las armas, precisaron las autoridades danesas.

    “Con el nuevo centro de salida en la isla de Lindholm enviamos una señal de que estos extranjeros no tienen un futuro en Dinamarca”, afirmó Støjberg.

    Este tipo de estrategia en la nación no es nueva, pues el país ya cuenta con dos centros de este tipo: el de Kærshovedgård, en el centro de la península de Jutlandia, y el de Sjælsmark, al norte de Copenhague.

    De acuerdo con las cifras oficiales, las cifras de llegadas y solicitudes de asilo pasaron de 10.722 en 2016 a tan solo 1.793 en lo que va de año.

    Italia a Europa: No pretendan que seamos el único país que acepte migrantes

    Trump dice que Europa “va perdiendo su cultura” a causa de los inmigrantes

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...