El Papa navega entre su promesa de justicia y el encubrimiento de pederastas

Justicia y “acciones concretas” fueron las dos promesas que hizo, el pasado 24 de febrero, el papa Francisco para luchar contra los abusos sexuales dentro de la Iglesia y resarcir a las víctimas.

Aunque el mundo se puso de pie y aplaudió esta postura, los hechos demuestran que son solo palabras. Una de las primeras oportunidades que tuvo el Sumo Pontífice para empezar a cumplir lo dicho se le presentó el 18 de marzo.

Ese día, uno de los religiosos más poderosos de Francia, el cardenal Philippe Barbarin, le presentó su dimisión después de que un tribunal de su país lo declarara culpable por el encubrimiento de abusos sexuales de un pederasta que trabajaba en su diócesis en la ciudad de Lyon.

Sin embargo, permaneció dentro de su camisa de fuerza y este martes Barbarin comunicó que, “invocando la presunción de inocencia”, el Santo Padre no quiso aceptar su renuncia.

“Me dejó la libertad de tomar la decisión que me pareciera mejor para la vida de la diócesis de Lyon. A sugerencia suya y porque la Iglesia de Lyon sufre desde hace tres años, he decidido retirarme un tiempo”, informó el cardenal en un comunicado.

Barbarin es considerado un cardenal cercano al papa. Foto: AFP.

Lo que encubrió Barbarin

El pasado 7 de marzo, la justicia francesa halló culpable a Barbarin y lo condenó a solo seis meses de cárcel, con exención de cumplimiento de pena, y a pagar una indemnización simbólica de un euro a ocho de las víctimas del cura Bernard Preynat, sobre quien pesan denuncias por abusos sexuales contra menores perpetrados desde 1986.

El juicio comenzó en enero y después de dos meses de deliberaciones, la presidenta del tribunal correccional de Lyon, Brigitte Vernay, lo declaró “culpable por no haber denunciado malos tratos” contra un menor entre 2014 y 2015, refirió El País. 

Preynat estuvo encargado de la parroquia de Saint-Foy-lès-Lyon, por instrucción de Barbarin, hasta agosto de 2015. Se sospecha que el Cardenal conocía de los abusos desde mucho antes.

François Devaux, cofundador de la asociación Parole Liberée (Palabra Liberada) que reúne a varios niños “ex boy scouts” que fueron víctimas de los abusos, explicó en enero que la diócesis de Lyon tuvo responsabilidad al proteger desde hace 25 años a un pederasta.

El camino para llevar a Barbarin a la justicia no fue fácil. Pese a que en 2016 la Fiscalía de Lyon abrió la investigación preliminar, se archivó el caso unos meses después por considerar que los hechos habían prescrito y por la supuesta falta de pruebas.

Las víctimas no se dieron por vencidas y buscando alternativas encontraron la del procedimiento de citación directa, que en Francia permite a una víctima recurrir directamente a un tribunal penal.

Las denuncias llegan desde todos los rincones del mundo. Foto: Web.

Miles de casos, cero respuestas

Intentar cifrar las denuncias que se acumulan en el mundo por casos de abusos sexuales es una tarea difícil. Australia, Chile, Estados Unidos, Alemania y Francia son algunos de los países que recogen los casos más sonados.

Por ejemplo, un informe publicado de forma parcial por el semanario alemán Der Spiegel, en septiembre del año pasado, señaló que más de 3.600 niños de Berlín fueron abusados por curas entre 1946 y 2014.

La investigación, que encargó la Conferencia Episcopal alemana, reveló que 1.670 miembros de la iglesia en esa nación perpetraron algún tipo de ataque sexual a 3.677 menores durante un período de 68 años, reseñó BBC Mundo.

Previo a ese escándalo, en agosto de 2018 estalló otro que salpicó al Papa, pues un exdiplomático del Vaticano lo acusó de ignorar los señalamientos contra un cardenal en Estados Unidos durante cinco años.

El máximo representante de la Iglesia tuvo que dirigir una misiva al mundo para aplacar los ánimos, pero la denuncia dio la vuelta al mundo porque fue un jurado de Washington el que documentó las siete décadas de abusos sexuales en el estado de Pensilvania.

En esa investigación se identificaron a más de 1.000 menores que fueron abusados o violados por parte de 300 supuestos “sacerdotes depredadores” desde 1940.

Condenan a un cardenal francés a 6 meses de pena suspendida por callar casos de pederastia

Iglesia mexicana pide el máximo peso de Ley sobre violadores con sotana

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,453FansMe gusta
113,848SeguidoresSeguir
290,162SeguidoresSeguir
16,251SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Padre de Julian Assange pide que extraditen a su hijo a...

El padre de Assange relató las precarias condiciones a las que fue sometido el fundador de WikiLeaks durante su asilo en la embajada ecuatoriana.   John...